:)

Negocios

Pemex tardará años en recuperar el grado de inversión: Moody’s

Moody’s bajó la calificación internacional de Pemex, porque tiene menos dinero para hacer frente a la deuda de 113 mil millones de dólares.

Published

on

Petróleos Mexicanos (Pemex) tardará “varios años” en recuperar su grado de inversión, debido a su mala situación financiera, estimó la agencia calificadora Moody’s.

“Para tener el grado de inversión creo que faltan todavía varios años. (Necesita) una capacidad de generación de efectivo mucho más fuerte y menos deuda en su balance”, señaló Nymia Almeida, analista de Pemex para Moody’s.

En conferencia de prensa, la analista recordó que las empresas que tienen el grado de inversión son aquellas que no tienen riesgo de liquidez o pueden pagar sus compromisos financieros a tiempo, sin necesidad de alguna ayuda externa.

Lee: Moody’s recorta la calificación crediticia de Pemex por su falta de liquidez y deudas

La liquidez de una empresa, subrayó, refleja un estado financiero fuerte, como resultado de una buena generación de efectivo, que sus operaciones son rentables, al igual que cuenta con una política de endeudamiento bajo.

Ayer, Moody’s bajó la calificación internacional de Pemex a ‘Ba3’, desde ‘Ba2’, debido a que la empresa tiene menos dinero para hacer frente a la deuda que supera 113 mil millones de dólares.

La rebaja de Moody’s pone a la petrolera mexicana tres escalones por debajo de la recomendación para invertir, al tiempo que mantuvo la perspectiva negativa para la nota, lo que significa que puede bajar todavía más en los próximos 18 meses.

De acuerdo con la agencia, la falta de dinero en efectivo para hacer frente a las deudas se debe a la expansión del negocio de refinación y producción en los próximos meses.

Lee: La reforma a la Ley de la Industria Eléctrica de AMLO “apaga” los empleos

Nymia Almeida detalló que todos estos factores se tomaron en cuenta para degradar la calificación, además de considerar que Pemex seguirá necesitando apoyos por parte del gobierno en el mediano plazo, los cuales equivalen a un 1 por ciento del PIB; sin embargo, si esos requerimientos crecen podrían presionar la nota soberana de México.

“Consideramos los logros de la empresa, pero independientemente de los logros pasados asumimos seguirán provocando un déficit en el flujo de efectivo libre por la expansión del negocio. Cumplimos con nuestra obligación de reflejar en la calificación los riesgos crecientes que vemos en el negocio de Pemex”, puntualizó la analista de Moody’s.

Miguel Ángel Ensástigue | El Sol de México