:)

El Extranjero

Hay brotes de racismo en contra de los antivacunas en Estados Unidos

La tienda HatWRKS ofrece insignias amarillas con forma de la estrella de David para identificar a los no vacunados contra la Covid-19. La acusan de racismo

Published

on

 

En Estados Unidos una tienda de sombreros en Nashville, Tennessee, es blanco de protestas y del retiro de proveedores, por ofrecer insignias amarillas con forma de la estrella de David –similar a la que los nazis obligaban a llevar a los judíos– para identificar a los no vacunados contra la Covid-19 (o antivacunas).

La tienda HatWRKS publicó en Instagram una foto del polémico artículo, en el que podía leerse: “no vacunado”. Aparentemente, el negocio recurrió al símbolo antisemita como una forma de evidenciar los esfuerzos de la vacunación contra el Covid-19 en Estados Unidos.

“Los parches están aquí. Quedaron geniales. 5 dólares cada uno. Adhesivo fuerte en la parte posterior. Estaremos ofreciendo gorras de camionero pronto”, se leía en la publicación.

Lee: México enviará vacunas contra el Covid-19 a América Latina y el Caribe: AMLO

El aviso, que fue retirado posteriormente, fue motivo de quejas de lugareños que se dieron cita el sábado a las puertas del establecimiento para protestar por lo que consideraron un mensaje “antisemita” en contra de los antivacunas en Estados Unidos.

“Las imágenes del Holocausto no son para vender sombreros”, se leía en uno de los carteles que portaba uno de los participantes en la concentración, mientras en otro se decía que el Holocausto no es para mercadeo de GOP, al parecer en alusión al Partido Republicano.

Ron Rivlin, residente de Nashville, aseguró a WSMV que protestaban “contra el odio y la ignorancia” y criticó que se promocionaran las insignias amarillas, que consideró el “símbolo de la mayor atrocidad que el mundo haya visto, que es la pérdida de 6 millones de seres humanos”.

Tras la manifestación, el fabricante John B. Stetson anunció en su cuenta de Twitter que “como resultado del contenido ofensivo y las opiniones compartidas por HatWRKS en Nashville” dejarían de vender todos sus productos a esa tienda.

Esa firma, en un mensaje previo en la misma red, había condenado “el antisemitismo y la discriminación de cualquier tipo”.

Otros fabricantes de sombreros también se pronunciaron en un tono similar, cortando relaciones comerciales con la sombrerería y desmarcándose de las declaraciones de la propietaria, que consideran “insensibles, irrespetuosas y erróneas”.

La mujer a cargo de la tienda publicó “una disculpa sincera por cualquier insensibilidad”, asegurando que no era su intención ser irrespetuosa con lo que les pasó a millones de personas.

“Mi intención no era aprovecharme ni sacar provecho. Mi deseo era compartir mi genuina preocupación y miedo, y hacer todo lo posible para que no vuelva a ocurrir algo así”, señaló.

En las últimas semanas, la legisladora republicana Marjorie Taylor Greene, vinculada al movimiento conspiratorio QAnon, ha estado en medio de una polémica por haber comparado la orden de usar mascarilla en el Congreso de Estados Unidos con el Holocausto.

Greene aseguró, días atrás, en el espacio “The Water Cooler with David Brody” que la orden de usar mascarilla recordaba “una época de la historia en la que se le decía a la gente que llevara una estrella de oro” y se les trataba como “ciudadanos de segunda clase”, hasta el punto que se les metía en trenes y se les llevaba a las cámaras de gas en la Alemania nazi. 

Lee: México ya envasa dos vacunas y “nos gustaría mucho hacerlo con la Sputnik V”: Marcelo Ebrard

Los comentarios en contra de los antivacunas han dado pie a críticas de sus compañeros de partido y de los demócratas en Estados Unidos. Hace unos días fue popular el caso de una estrella Disney próxima a las teorías de la extrema derecha USAGina Carano, por comparar el rechazo a las ideas que pregona con la persecución a los judíos en la Alemania Nazi Ahora, se avanza en esta extraña comparación en el mundo antivacunas.

Los antivacunas auguraban todo tipo de males por la campaña de vacunación, paralelamente a sus proclamas de ‘inocuidad’ o ‘inexistencia’ de la pandemia. Con lógica, dado que no se cumplen sus previsiones, han pasado a denunciar discriminaciones con quienes ejercen la libertad de no vacunarse. Que en Estados Unidos, en concreto, no son pocos.

La vacunación tiene un impacto directo en la reducción de la prevalencia de enfermedades evitables y muertes tempranas. Pero la vacilación y la desconfianza de algunos sectores de la población no es un fenómeno nuevo en la historia de la vacunación. 

Entre los factores que se mencionan que pueden influir en la confianza se encuentran los efectos adversos de las vacunas, la asociación errónea de un evento relacionado con la salud de una persona, el reemplazo de una vacuna por otra, o su suspensión, entre muchos otros.