:)

Capital

Un consorcio chino gana un contrato de 32 mil mdp para modernizar el Metro de la Ciudad de México

Las empresas chinas CRRC Zhuzhou Locomotive., LTD y CRR (Hong Kong) Co. Limited harán obras en la línea 1 del Metro de la Ciudad de México

Published

on

En menos de un año es la segunda empresa que gana un contrato con la 4T. Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro.

El consorcio CRRC, creado por empresas chinas y dirigidas por Gao Feng, ganó un contrato por 32 mil 219 millones de pesos para la modernización de la Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México.

 “Como resultado de análisis cualitativo de las propuestas y una vez concluida la etapa de precios más bajos se adjudica el contrato de prestación de servicios de largo plazo para la modernización integral de trenes, sistema de control y vías de la línea del Sistema de Transporte de Colectivo al consorcio integrado por CRRC Zhuzhou Locomotive., LTD y CRR (Hong Kong) Co. Limited”, informó Miguel Ángel Monroy Aranda, subdirector general de Administración y Finanzas del STC.

El representante del Metro de la Ciudad de México dijo que la tarifa anual de servicios por tren nuevo son 64 millones 475 mil pesos más impuesto al valor agregado y la suma de los pagos netos mensuales por servicios prestados son 32 millones 219 mil pesos mensualmente.

Lee: Una paraestatal de China construirá el primer tramo del Tren Maya

Los fabricantes de origen chino ofrecen a la administración pública de la Ciudad de México, a cargo de Claudia Sheimbauin Pardo, y al Sistema de Transporte Colectivo Metro las mejores condiciones disponibles y demás circunstancias pertinentes, el cual obliga a cumplir los términos y condiciones establecidos, dijo Monroy Aranda.

CRRC fue fundada en 1936 y su cartera de productos incluye locomotoras eléctricas, vehículos de transporte público, sistemas interurbanos, trenes Maglev, así como tranvías y trolebuses.

El proyecto considera una fase de rehabilitación de cuatro años, por lo que a finales de 2024 la Línea 1 del Metro de la Ciudad de México habrá sido modernizada y CRRC Zhuzhou Locomotiv dará mantenimiento a la infraestructura por un plazo de aproximadamente 15 años. 

Será a través de un Proyecto de Prestación de Servicios a largo plazo, que contempla un total de pagos de casi 39 mil millones de pesos a 19 años (cuatro de implementación y 15 de mantenimiento) en el periodo 2021-2039. 

Bajo este esquema, el Metro de la Ciudad de México no realiza el pago inicial con recursos de su presupuesto, sino que la realiza el privado.

El 23 de abril de 2020, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) informó que el consorcio Mota-Engil México, en convenio con la paraestatal China Communications Construction Company, Grupo Cosh, Eyasa y Gavil Ingeniería construirán el primer Tramo 1 del Tren Maya.

Las empresas ganadoras propusieron la oferta económica más solvente para construir y modernizar un tramo de 227 kilómetros del ferrocarril palenque, Chiapas hasta Escárcega, Campeche por  un monto de 15 mil 538 millones de pesos.

“Se resuelve que dicho consorcio es el licitante adjudicado y por lo tanto se le adjudica el contrato”, expresó durante el fallo Arturo Ávalos, director de administración y finanzas del Fonatur, a cargo del Tren Maya.

 La construcción del Tren Maya se convirtió en uno de los proyectos prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ve la obra como parte de una estrategia para para mitigar las consecuencias económicas derivadas del coronavirus (Covid-19).

A finales de octubre de 2019, Zhu Qingqiao, embajador de China en México, asegura que hay un grupo de empresas chinas interesadas en invertir y financiar la construcción del Tren Maya, una de las obras más importantes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Hay muchas empresas chinas que estás muy interesadas en unos proyectos de México, incluyendo el Tren Maya, y ahora nos enteramos que“, declaró funcionario del gobierno chino en este país.

Las empresas chinas le darán seguimiento a los proyectos a todos los proyectos de infraestructura trazados por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, comentó el diplomático durante la 17 edición México Cumbre de Negocios.

Todo estaba listo para que los chinos llegaran a México con sus trenes. El 15 de octubre de 2014, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) recibió ocho cajas de empresas con sus propues­tas para la construcción del tren de alta velocidad México-Querétaro.

Lee: Conservadores se disfrazan de izquierdistas para frenar el Tren Maya: AMLO

Pablo Suárez Coello, director de Transporte Fe­rroviario y Multimodal de la SCT, informó el 3 de noviembre de ese año que el consorcio ganador lo encabezaba China Railway y sus socios mexicanos: GIA, Prodemex, GHP y TEYA.

El costo de la obra, dijo la SCT, ascende­ría a 50 mil 820 mdp, lo que significa 16.6 por ciento más que los 43,580 mdp calculados previamen­te. Eso, junto con el perfil de algunos de los socios mexicanos, alimentó suspicacias en torno de la designación del contrato, bajo la hipótesis de que fueron favorecidos ciertos grupos afines a Peña Nieto.

El gobierno de Enrique Peña Nieto, canceló la licitación para la construcción del tren, lo que inconformó a los inversionistas chinos quienes exigieron una indemnización por la cancelación.

Los inversionistas chinos tardaron seis años para llegar a la construcción de trenes y la modernización del Metro de la Ciudad de México. Ahora falta ver si también levanta la mano una vez más por el tren de alta velocidad México-Querétaro.