:)

Vigilante

“La Quina” y el dique seco dieron cuatro décadas de servicio naval en Ciudad Madero

Situada en el margen del río Pánuco, en terrenos de la refinería, la instalación fue impulsada por el exlíder petrolero Joaquín Hernández Galicia

Published

on

TAMPICO, Tamaulipas. En su momento empleó la tecnología más avanzada y construido por la firma holandesa BosKalis Westminister, el dique seco de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Ciudad Madero se erige como una de las magnas obras impulsadas por el exlíder sindical Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, para dar servicio naval.

Este embarcadero, situado en la margen izquierda del río Pánuco, en terrenos de la refinería “Francisco I. Madero”, se realizó en aproximadamente dos años y medio. Inicialmente, se planeó erigir un dique seco flotante, pero Hernández Galicia sugirió una estructura fija para evitar su traslado a otro punto del país.

Desde su apertura, en cuya ceremonia de inauguración acudió el entonces presidente de la República Mexicana, Miguel de la Madrid Hurtado, el “Dique Seco Ignacio Romero Zúñiga” ha recibido cientos de buques tanques, cisternas, remolcadores e incluso navíos de guerra de la Secretaría de Marina para reparación.

Lee: La refinería Francisco I. Madero encabeza el aumento en la producción de crudo en México

El superintendente del Centro de Reparaciones Navales (Cerenav), Valentin Rodríguez Vigil, ha indicado que en esta instalación se brinda servicio a la flota mayor y menor de Pemex, así como a embarcaciones privadas, las cuales arriban al cuenco de 250 metros de longitud, 37 metros de anchura libre y 12 metros de profundidad.

En el dique seco se realizan trabajos de inspección de clase, reparación de la pala del timón, eje de cola y propela, limpieza con chorro de arena, aplicación de pintura y cambio de acero en obra viva, así como cambio y reparación de válvulas de fondo. Tareas en las que se cumplen altos estándares nacionales e internacionales de reparación.

De acuerdo con la paraestatal, el dique seco es el único autorizado para hacer reparaciones a las embarcaciones navales, y su construcción tuvo como finalidad reducir costos, pues anteriormente las embarcaciones eran reparadas por empresas externas.

Incluso durante los años de la pandemia por Covid-19, el dique seco no detuvo sus operaciones gracias a la implementación de diversas medidas sanitarias. Así, desde hace poco más de 40 años, ha contribuido al desarrollo económico, comercial, marítimo y social de la zona sur de Tamaulipas.

La mañana de este jueves 23 de mayo, elementos de la Secretaría de Marina (Semar) arribaron al Cerenav de Pemex como parte del proceso de transición para tomar control de la seguridad y las operaciones de los diques seco y deponente, lo que marca una nueva historia en la obra de servicio naval impulsada por “La Quina”.

Roberto González / El Sol de Tampico

Publicidad

Trends

Publicidad