:)

Seguridad

En Puebla se vive la negación de las autoridades en el tema de los desaparecidos

En los primeros seis meses de 2022 han desaparecido casi mil personas

Published

on

PUEBLA, Puebla. Desde 1964 que se tiene registro hasta el 30 de agosto del año en curso se han contabilizado en el estado dos mil 385 desaparecidos y personas no localizadas, lo que lo ubica en la posición 12 a nivel nacional por número de casos, lo que la asemeja a las entidades del norte del país, lo mismo que por la negación de las autoridades.

De enero a julio de este 2022, se han abierto 922 carpetas de investigación y de dicha cifra, 453 fueron víctimas mujeres, lo que deja entre ver que este sexo sigue siendo el más vulnerable en cuando a incidencia.

María Luisa Núñez, fundadora del colectivo Voz de los Desaparecidos, en Puebla las autoridades no han querido aceptar que este es un problema que ha ido creciendo cada año y ante esta negación, dijo, es muy probable que no se tomen cartas en el asunto.

Lee: El Ministerio Público de Sinaloa cobra por buscar a sus desaparecidos, acusan las madres buscadoras

En 2017 desapareció el joven Juan de Dios Núñez Barojas, junto con dos de sus amigos, en el municipio de Palmar de Bravo, no se supo más de él hasta que el pasado 18 de febrero, la Fiscalía le entregó sus restos a sus familiares luego de una búsqueda de campo.

Durante ese tiempo, al ver que no había respuesta por parte de las autoridades, su madre, María Luisa Núñez, decidió formar su propio grupo de búsqueda, así nació el colectivo Voz de los Desaparecidos.

“Al ver que en otros estados los familiares se organizaban en colectivo para acompañarse en la búsqueda de sus desaparecidos, pensé que en Puebla también era necesario que hubiera un colectivo para acompañar a familiares y brindarles ayuda que yo no tuve”, relata la activista.

Aunque la vida sin su hijo jamás será igual, “siempre habrá un sentimiento de vacío”, María Luisa explica que ya se siente tranquila, pues no vive con la incertidumbre diaria de no saber en dónde está.

“La diferencia de cuando estaba desaparecido y ahora que ya sabemos en dónde está es que por lo menos ya sé que nadie le hace daño, que nadie lo está torturando. Sé que ya está a salvo de tanta miseria humana, sin embargo, la vida será por siempre vacía sin él y su ausencia fue y será el motor de Voz de los Desaparecidos”, afirma.

En 2018 se creó este colectivo y desde ese año, hasta la fecha, la fundadora cree que han existido grandes avances, pues antes no se hablaba de la desaparición, pese a que en aquel entonces Puebla ocupaba el octavo lugar nacional, por lo menos con mil 600 desaparecidos. “Vivíamos la gran mentira de tener una Puebla segura cuando no era así”.

El Colectivo logró que se produjera la Comisión de Búsqueda de Personas en el 2019, sin embargo, afirma Núñez, no han dado los resultados esperados, pues sus trabajadores ignoran a los familiares y no han apoyado en las búsquedas de cuerpos. Incluso, han solicitado en varias ocasiones al gobernador Miguel Barbosa la destitución de su titular, María del Carmen Carabarin Trujillo, por sus nulos avances.

Lee: Necesitamos ponernos en los zapatos de las madres buscadoras de Baja California: Marina del Pilar Ávila

Todo este movimiento, considera Núñez, ha generado molestia de las autoridades, principalmente con las madres, ya que, aunque hay hijos, padres, hermanos y tíos que buscan, las mujeres son las principales en encabezar jornadas de localización. Para la activista, hay una lucha constante entre las madres y el gobierno. Incluso cree que su primer obstáculo y su principal enemigo son las instituciones y los funcionarios públicos.

“El problema es de las autoridades porque los colectivos existimos para hacerles su trabajo, estamos haciendo la tarea que ellos no hacen y es su obligación. El que nosotras existamos, el que nos manifestemos, el que hagamos búsqueda, el que impulsemos una ley, es incómodo para el Estado. Al gobierno solo le interesa la imagen y nosotros somos la otra cara de eso que dicen”, explica.

Otro logro que se atribuye a la existencia del Colectivo es la Ley de Búsqueda de Personas del Estado, pues, aunque ya existía una ley general para todo el país, en Puebla era letra muerta o no se aplicaba. Esta nueva ley se creó desde la Voz de los Desaparecidos y especifica cómo los municipios deben involucrarse en caso de registrarse una desaparición.

Ya pasó un año desde que dicha Ley se aprobó, pero la realidad de las familias de personas desaparecidas no ha mejorado, pues el número de víctimas aumentó 22.4 por ciento en este año, en comparación con el año anterior, cuando había esperanza de que esta realidad cambiara con adecuaciones al marco legal.

De acuerdo con datos de la Fiscalía de Puebla, de enero a julio de 2021 se documentaron 753 desapariciones, mientras que, para el mismo periodo de este año, ya con la ley en vigor, la cifra creció a 922 casos.

Alba Espejel | El Sol de Puebla

Leer Mas

Trends