:)

Seguridad

Metería las manos al fuego con los ojos cerrados por Cuauhtémoc Blanco: Hugo Eric Flores

Si el PES hubiera detectado vínculos de Blanco Bravo con el crimen organizado no lo hubieran apoyado para que llegara al cargo que ocupa, dice

Published

on

Foto: Laura Lovera

Hugo Eric Flores Cervantes, fundador de los desaparecidos partidos Encuentro Social y Encuentro Solidario (PES), negó categóricamente tener cualquier vínculo con el crimen organizado y afirmó que metería las manos al fuego con los ojos cerrados por el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, a quien también deslindó de cualquier nexo con delincuentes.

El exdelegado federal de la Secretaría de Bienestar en Morelos dijo que si el PES hubiera detectado vínculos de Blanco Bravo con el crimen organizado no lo hubieran apoyado para que llegara al cargo que ocupa.

Indicó que el exfutbolista le contó que esa foto era muy vieja, de mucho antes de que fuera gobernador y de que estuviera en campaña, contradiciendo la versión que dio la Iglesia Católica en Morelos.

Lee: La Secretaría de Gobernación pide investigar foto de Cuauhtémoc Blanco con narcos

Aseguró que Cuauhtémoc Blanco nada tiene que ver con el crimen organizado y que al contrario, lo han combatido ferozmente. “La instrucción que siempre yo vi que Cuauhtémoc Blanco dio al gobierno local, era combatir a la gente del crimen organizado”.

“Llama la atención porque los personajes de esa foto, que yo no conozco a ninguno, no tuve ni una reunión ni relación ni nada, pero ellos sí tienen relación con otros políticos. Llama la atención que a los políticos con los que sí tienen relación no se mencionan en sus notas”, dijo.

Flores Cervantes indicó que no solamente se trata de una foto, “hay muchos temas de seguridad…yo no puedo revelar. Podrían ser presidentes municipales y con ellos sí han trabajado de manera directa y con un legislador federal.

Me llama la atención que han involucrado en las cosas a la gente que sí hemos combatido el crimen organizado, que sí hemos puesto por delante las instrucciones de López Obrador para prevalecer el estado de derecho en Morelos, y que por una foto que yo no tenía conocimiento ahora se esté incriminando a Cuauhtémoc”, acotó.

Mencionó que según lo que le dijo Blanco, y que después fue publicado en distintos medios, es una foto vieja. “No era una foto de cuando él era gobernador, ni siquiera cuando él era candidato a la gubernatura”.

Consideró que la foto está prácticamente posada, como cuando abrazamos algún amigo, no es una foto que esté en el público y que casualmente se hayan acercado.

“Yo veo miles de fotos de Cuauhtémoc en la misma pose ¡eh! Cuauhtémoc es una persona muy accesible para las fotos y lo vi sacarse no una, ni dos, sino miles de fotos en eventos públicos cuando era candidato. Y evidentemente si nosotros hubiéramos tenido el menor indicio de que él hubiera estado coaligado con el crimen organizado, de ninguna manera lo postulamos”, expresó.

Lee: Las recomendaciones de Bryan Lebarón no le hacen falta a Cuauhtémoc Blanco: AMLO

Al día siguiente de que se publicó la fotografía aparecieron mantas con amenazas, no sólo contra Cuauhtémoc Blanco, sino contra Flores Cervantes, a lo cual negó tener alguna relación, tener algún contacto. “No es la primera vez que aparecen mantas del crimen organizado. Esas mantas son de narcopolíticos. Están súper bien redactadas, sin faltas de ortografía”.

“Es evidente que obedece a intereses políticos, está más que claro. No es la primera vez que me ponen a mí en algún mensaje con claras alusiones políticas, lo niego categóricamente. No conozco a ninguno de ellos, nunca tuve ni un contacto con ellos, nunca tuve ninguna reunión con ellos”, reiteró.

Sostuvo que de ninguna manera hubo una reunión en Tabachines con ninguno de ellos. “No conozco al Comando Tlahuica, ni a la persona señalada ni a ningún otro miembro de este comando”.

Con el tema del crimen organizado, Flores Cervantes dijo que metería las manos al fuego por Blanco, “no por algunos secretarios de la administración a los que no conozco. A los que yo conozco sí. A la gente del gabinete de seguridad, por todos ellos sí. Al jefe de la policía Guarneros, al general Vallejo, al secretario de Gobierno, los que estaban en la mesa de seguridad, al que fue de la Fiscalía General, a la gente de la Fiscalía sí”.

Incluso, con los ojos cerrados. Absolutamente en el tema del crimen organizado. Nunca tuve yo ningún indicio. Pero quiero ser muy insistente, esto es por Cuauhtémoc Blanco, no por nadie de su gabinete, expresó.

Comentó que mientras fue delegado federal informó puntualmente a todas las autoridades en materia de seguridad, una gran comunicación con la mesa federal, y el presidente Andrés Manuel López Obrador estaba informado de los asuntos que acontecían en el estado de Morelos.

Rechazó que la última semana de enero de 2019 tuviera una reunión con el gobernador en una casa del Fraccionamiento Tabachines, donde se acordó “aplacar” al grupo de Samir Flores para entregarle “buenas cuentas” a López Obrador en el tema de la consulta por la Termoeléctrica de La Huexca.

“Yo vi a Samir Flores una vez, cuando yo andaba en una gira, informando del tema de la termoeléctrica. Era un opositor de la termoeléctrica. Las veces que me pidió la palabra, las veces que se la di. Yo lo vi una vez de lejos”, apuntó.

Esa famosa reunión falsa que ustedes están inventando, no existió, es una absoluta mentira, ni en el fraccionamiento Tabachines ni en ningún otro lugar, lo niego categóricamente y la fuente que esté informando es una fuente falsa, está inventándolo, es un mentiroso y me voy a reservar yo los derechos, porque estoy investigando quién es la fuente de ustedes, para poder levantar una denuncia penal en su contra porque esa tal reunión nunca existió. Es una gran mentira”, afirmó.

Respecto al padre Juan Alvarado, expárroco en Yautepec, dijo que nunca ha tenido alguna reunión con él. “Alguna ocasión supe de una reunión que alguien tuvo que no fui yo. Al único que llegue a visitar en tres ocasiones fue al obispo de Cuernavaca, temas completamente distintos”.

Pidió investigar a fondo “porque están culpando a gente que combatimos, y a los que sí tienen ligas con ellos no los mencionan”.

“Yo estoy esperando que el reportero cumpla de verdad con la misión de informar de manera fehaciente. No van a encontrar ninguna foto mía, más que puras habladas. Y evidentemente niego categóricamente, insisto, (nexos) con el crimen organizado o en cualquier parte del país”, agregó.

Javier Divany | El Sol de México