:)

Inteligencia Artificial

La banda inglesa Elbow regresa para transportar con su música a otros sueños

El vocalista y fundador Guy Garvey habla del nuevo disco Flying Dream 1

Published

on

Foto: Peter Neill

Guy Garvey, el líder y fundador de la banda inglesa Elbow, regresa al escenario musical y onírico con el nuevo disco Flying Dream 1, editado después de un mes de gira por Inglaterra, la Isla del Hombre, nombre derivado de Manannán mac Lir, rey del inframundo, según una leyenda irlandesa.

Esa leyenda se refiere a Inglaterra como una isla de manzanas, la cual gira alrededor de un personaje llamado Manannán mac Lir, quien era el rey del inframundo y tenía una espada invencible (fragarach), un bote que se manejaba solo (sguaba tuinne) y un caballo que caminaba sobre la tierra y sobre el mar (aonbharr), aunque este personaje también tenía los poderes de escuchar el viento y reconocer el futuro, además de voltear hacia atrás y revivir el pasado.

Guy, ¿por qué eligieron precisamente el track “Flying dream 1” para abrir este disco?

Bueno, en nuestro segundo álbum (Cast of Thousands) teníamos un track escondido titulado “Flying dream 143”, sugiriendo que existían ciento cuarenta y tantos antes que ese. Cuando comenzaba el confinamiento y todos se sentían confundidos, temerosos y lastimados, preguntándose qué pasaría, estos flying dreams (un sueño donde uno vuela alto en el cielo con la ansiedad y el miedo de no saber si es algo real o ficticio) vinieron desde mi infancia, quizá provocados porque no podía ver a mi mamá, quien vivía entonces en la misma casa. Esos sueños me remiten a muchos recuerdos y a vivencias infantiles

Lee: Matthew E White y su conexión entre la música clásica y el pop

Por ejemplo, dice el cantante de Elbow, mi mamá hacía reuniones para orar todos los martes por la noche, y eso significaba que todos teníamos que irnos a dormir temprano! Rezábamos y rezábamos, como en mantras que son un poco aterradores para los niños, así que me escabullía debajo de la escaleras y me probaba los sombreros y los abrigos de todos los invitados, mientras mis hermanos se quedaban en los escalones de arriba tratando de no reírse…

Así que el término “flying dream” me remonta a mi casa en Bury (Condado de Manchester, Inglaterra) de donde somos todos los miembros de la banda… Entonces la expresión tiene que ver con regresar al hogar y más importante, con “querer regresar a casa”… Creo que es muy obvio cómo mi mente quiso regresar a esos recuerdos en estos tiempos difíciles.

Sobre el mismo tema, Guy enfatiza que los dos niños que aparecen peleando en la portada del disco son Mark y Craig Potter, también fundadores de Elbow, pero cuando tenían 6 y 7 años, y que la casa que aparece en el fondo es exactamente el tipo de casa donde crecieron todos.

¿Y por qué escogieron “What I am without you” para cerrar?

Ese track tiene que ver con lo que vivimos en el encierro. Por ejemplo, mi mujer tuvo que hacerse cargo de su madre, quien falleció precisamente en nuestra casa en esa época, y el sentimiento de estar ahí, dando vueltas y teniendo que hacer todo lo que hice, pero quedándome en un segundo lugar, provocó que me dieran ganas de terminar el disco con un tributo lírico a ella. También creo que como pieza de música, felizmente es la que tiene el estilo más reconocible de Elbow, algo que ya habíamos logrado en anteriores discos, así que fue mi mejor forma de terminar este disco, que es muy tranquilo.

Cada que escucho “Scattered black and whites” (del disco Asleep in the Back) me remonto a la niñez, envuelto en esa sensación difícil de encontrar en otra canción. ¿Para ti qué es mejor, el futuro o el pasado?

Bueno… Todo cambió un 13 de marzo, hace cinco años, cuando nació mi hijo. Ese día mi mamá me dijo: Te has convertido en el soporte de tu casa. Yo nunca me había preocupado por mi salud, pero mi hijo es un personaje tan importante y fascinante en mi vida que ahora necesito cuidarme, porque quiero conocer a su esposa, quiero estar alrededor de él para saber qué le pasará en la vida y porque a través de la muerte de mi padre y del nacimiento de mi hijo ya no puedo considerarme alguien autónomo, ahora soy parte de un capítulo del continuum de la vida, de este circuito de sucesos hermosos que son la vida de cada uno de nosotros… Tener un hijo convierte al mundo en algo frágil pero también hace más importante cada momento del día, así que contestando a tu pregunta: Amo el pasado, pero vivo para el mañana.

Has dicho que te gustan los discos Hats, de The Blue Nile; Hounds of Love, de Kate Bush y Astral Weeks, de Van Morrison, además del progresivo, los cuales también me encantan. ¿Crees que la música que escuchamos nos define?

Lee: La banda británica Clinic prefiere ganarse la vida fuera de lo convencional

Conozco gente que escucha el mismo tipo de música que yo, pero podemos tener enormes diferencias en nuestras experiencias de vida y situaciones culturales. El hecho de que tú y yo hayamos escogido discos similares como nuestros favoritos es la base de algo, de una especie de amistad especial.

Por ejemplo, abundó el fundador de Elbow, acabamos de terminar nuestra gira de un mes por Inglaterra y todos los miembros de la banda compartimos algo que es sencillamente mágico, y aunque tal vez no nos pongamos de acuerdo en los detalles, lo compartimos en grupo. Yo creo que la música ayuda a definirnos pero no completamente, porque en realidad me gusta cuando conoces a alguien y sus gustos musicales son diametralmente diferentes a su personalidad, siempre me encanta encontrar eso… Las personas siempre defienden a capa y espada la música que les gusta, por ejemplo, mi hermano tiene el gusto de un hombre gay proveniente de los treintas, pero es un tipo heterosexual de los setentas, y esos gustos culposos nadie los entiende.

¿Y de dónde viene tu amor por el progresivo?

Tengo que decir que mi amor culposo por el progresivo tiene mucho que ver con cuando trataba de impresionar a mis amigos con esa clase de música, pero va más allá, porque si escuchas la segunda parte de la canción “Dexter & Sinister” del disco Giants of All Sizes, toco la guitarra y eso no pasaba desde hace mucho tiempo y lo hice porque realmente disfruté hacerlo con la banda, todos juntos… ¡Recordando al progresivo! Nos fascinó, porque suena a cinco tipos divirtiéndose, además de la contribución de Jesca, que completó perfectamente lo que faltaba… Pero estoy de acuerdo, la gente también se define en parte por cómo escucha la música.

Por supuesto, añade el vocalista de Elbow, todo ha cambiado desde que eran un grupo de adolescentes tocando covers de canciones famosas en el sótano de sus casas. ¿Cómo ha cambiado la forma en que te aproximas a la música que haces?

¿Te refieres a cómo ha cambiado el modo de hacerla? Esta mañana me desperté y no sé por qué, pero tenía la canción “Girl of a North Country” de Bob Dylan en mi cabeza, pero la versión de Johnny Cash, y pensé que hay algo luminoso en los primeros segundos, porque te atrapa inmediatamente, y es tan simple como “Hurdy Gurdy Man”, de Donovan, que aparece en la película de Zodiac (de David Fincher); siempre pensé que era muy tonta, pero platiqué con Warren Ellis, de los Bad Seeds, me recomendó que viera la película y que me fijara en la parte cuando sale esa canción.

Me dijo que no volvería a pensar en ella como una canción tonta, porque más bien es terrorífica… ¡Y es exactamente el mismo riff! Entonces hoy quise explorar eso, precisamente tratando de encontrar algo completamente diferente, tal vez para un nuevo tema de Elbow o para un soundtrack o para mí como solista…

No hace falta decir más sobre Elbow, un grupo que con nueve discos ha logrado una sólida carrera y un sonido tan complicadamente construido como su afición por la belleza lírica de cada una de sus canciones. Sorpresivamente, al anunciarle a Guy que nuestro tiempo se agotaba, me dio mail para intercambiar música y construir una incipiente amistad, algo que me enorgullece más que cuando fuera del zoom expresó sobre mi persona: What a lovely guy!

Tal vez la posibilidad de revivir el pasado y ver el futuro sólo le pertenece a Manannán mac Lir, quien vivía en su casa del inframundo Emain Ablach, nombre derivado de un lugar conocido como Aballone… O Avalon, como lo conocemos hoy; mítica isla donde el Rey Arturo se recuperaba de sus heridas y donde, según otra leyenda inglesa, permanece inmortal, como nuestra memoria y nuestra esperanza del futuro.

Guillermo Franco-Guevara / El Sol de México