:)

CDMX

El robo de bicicletas es un delito imparable en la Ciudad de México

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México dice que hay 3 mil 86 carpetas de investigación de robo de bicicletas del 1 de enero de 2019 al 10 de febrero de 2021

Published

on

El dolor en su brazo persiste desde hace un par de semanas, cuando le robaron su bicicleta. Sus actividades en la cafetería donde labora las desarrolla con cuidado, ya que no puede realizar movimientos bruscos. También tiene un moretón en su rodilla. La caída de su bicicleta fue tan violenta que no alcanzó a meter las manos, en el suelo quedó desconcertada por unos segundos mientras una joven la auxilió.

Un instante atrás, cerca de las 7:30 de la mañana, Denise Echeverría circulaba sobre la ciclovía de Eduardo Molina, a la altura de la colonia 20 de Noviembre –conocida por su alta incidencia delictiva–, con destino a su trabajo. A lo lejos vio a un sujeto de alrededor de 50 años de edad que cruzó la calle. No le tomó importancia. Aunque de pronto sintió el impacto en el suelo, pues él la aventó y, mientras ella se recuperaba, el hombre huyó con la bicicleta.

Enseguida aquel 10 de abril llamó a un amigo que vivía cerca del lugar, al mismo tiempo que acudió una patrulla, y los policías la apoyaron. A través de las cámaras del C5 intentaron dar seguimiento al ladrón, pero se metió en unas calles donde le perdieron la pista.

Lee: Los salones de baile de la CDMX se reinventan para no morir por la pandemia de Covi-19 y crisis económica

Al siguiente día acudió al Ministerio Público (MP) a levantar su denuncia, la que se sumó a las 3 mil 86 carpetas de investigación de robo de vehículo de pedales, registradas por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México del 1 de enero de 2019 al 10 de febrero de 2021, de acuerdo una solicitud de información obtenida vía transparencia.

Aunque la cifra negra resulta mucho mayor, las víctimas en su mayoría deciden no acudir al MP por la pérdida de tiempo y los nulos resultados para recuperar sus bicicletas. Es el caso de Eduardo López, a quien un par de sujetos lo abordaron al circular sobre el eje 1 Norte, a la altura de la biblioteca Vasconcelos.

Sin mediar palabra, se le cerraron con la motoneta para amenazarlo con un arma de fuego. Uno bajó y otro robó la bicicleta, luego escaparon hasta perderse entre las calles. Tras cinco minutos Lalo detuvo una patrulla para que lo apoyaran, pero los uniformados no realizaron el mínimo esfuerzo, sólo le recomendaron ir a levantar su denuncia. No lo hizo.

El robo de bicicletas es un delito que se ha agravado en la capital del país gobernada por Claudia Sheinbaum. Antes sólo sustraían las que se encontraban encadenadas, ahora la violencia para obtenerlas se ha incrementado.

Una estimación hecha por El Sol de México con los datos de la Fiscalía, muestra que se roban 4 al día. Las alcaldías donde más se registran son Cuauhtémoc, con mil 102; Benito Juárez, con 475; Miguel Hidalgo, con 340; Coyoacán, con 222 e Iztapalapa, con 213.

Los modus operandi para el robo son distintos, con y sin violencia. Uno es con las que se encuentran estacionadas, aquí actúan en grupos de tres, donde el primero hace un corte leve al candado, el segundo pasa a cortarla por completo y el tercero (hombre o mujer) se acerca como si fuera el propietario y se la lleva.

También están como los casos de Eduardo o el de Denise, otros donde les avientan el coche para tirarlos y también casos donde se meten a las casas o a los estacionamientos de los departamentos a cualquier hora del día.

Lee: Irapuato, con Dios y con la Trinca, campeón de la Liga Premier

“El otro, es que usan pegamento en los candados, para que no entre la llave y esto ocasiona que el usuario no pueda zafar su bici, la deja ahí y esto le da tiempo a los ratas para regresar más tarde y llevársela”, explica Iván Hernández administrador de la página de Facebook Bicicletas robadas y auxilio vial, que apoya a los ciclistas para que reporten el robo de su vehículo y compartan sus experiencias tras los incidentes. En la página también dan consejos de seguridad vial, orientación, proceso y pasos a seguir para reportar y recuperar su bicicleta.

El otro es que se han dado casos a las orillas de la ciudad, cuando ciclistas acuden en grupos a la montaña, llegan comandos armados para asaltarlos y llevárselas en camionetas, cuenta Hernández.

Los delincuentes tienden a ofrecer las bicicletas robadas a través de plataformas de internet como Marketplace de Facebook, lo mismo que en los sitios de Segunda mano y Mercadolibre. Otros las llevan a los tianguis de la capital del país o en ocasiones hasta el Estado de México, en ambos las rematan a menos de la mitad de precio. Sin embargo, si el ladrón conoce el equipo y de marcas, sólo le disminuyen entre un 10 ó 20% de su valor.

Ese fue el caso de Aldo, después que le robaron la bicicleta Benotto a su papá, la reportó en varios grupos de ciclistas de Facebook. Un compañero le avisó que se percató de varios perfiles donde la ofertan en 4 mil pesos, 500 menos de su valor real. Una semana antes su padre acudió a Liverpool de Polanco a realizar unos pagos. Tan sólo tardó 15 minutos, al salir vio a lo lejos cómo un sujeto abrió el candado y escapó con ella.

Tras el aviso, Aldo –quien pide omitir sus apellidos– contacto a los vendedores y le dijeron que las entregas se realizaban en el metro Canal del Norte, pero lo verían en otra estación de la línea 3. Aquel 23 de abril de 2021 llegó al lugar a las 3 de la tarde, y al realizar la transacción, el vendedor fue detenido por agentes de investigación, pues la víctima días atrás acudió a levantar su denuncia, y al concertar la cita él fue a pedir apoyo al MP para recuperarla.

“Sí es robada, se las entregó, pero déjenme ir. Yo sólo la venía a entregar”, se excuso el vendedor quien era un adolescente. Enseguida fue trasladado a la Fiscalía para Menores acusado de encubrimiento, pues no era quien la hurto. Así se sumó a las 438 puestas a disposición por el delito de robo de vehículo de pedales de enero de 2019 a febrero de 2021, de acuerdo con datos de la Fiscalía capitalina obtenidos por la plataforma de Transparencia.

Con la aparición de la pandemia del covid-19, el uso de bicicletas se incrementó en la CDMX y las autoridades han creado más ciclopistas para incentivar su uso.

Sin embargo, no han hecho nada al respecto para combatir su robo de bicicletas, algo que ha provocado que las víctimas opten por dejar de usarlas. Denise tardaba media hora en llegar a su trabajo, ahora debe tomar transporte público y tarda más de una hora. Eduardo decidió abandonar la pedaleada por un rato, su temor es que lo vuelvan a asaltar con un arma de fuego y se la lleven.

Andrés M. Estrada | El Sol de México