:)

El Extranjero

Nayib Bukele va en contra de los que gozaron de privilegios en El Salvador

Nayib Bukele capitaliza el descontento ciudadano en contra los partidos que gobernaron El Salvador desde el fin de la guerra civil en 1992

Published

on

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele aseguró que está derrotando a quienes gozaron de privilegios históricos en el país centroamericano, que les favorecían desde el poder y que identificó como parte de los “dueños” de fincas latinoamericanas.

“Por primera vez en 200 años, el establishment salvadoreño está completamente derrotado. Los dueños de las ‘fincas’ latinoamericanas, los que gozan de privilegios históricos, diseñaron sistemas que los protegerían para siempre y solamente alternan gerentes y capataces a lo largo de las décadas”, resaltó el mandatario.

Nayib Bukele aseguró la semana pasada que los “cambios” que están “realizando en El Salvador son irreversibles”, después de que el enviado especial de Estados Unidos, Ricardo Zúñiga y el embajador de la Unión Europea, Andreu Bassols, instaran a revertir la destitución de magistrados de la Corte Suprema y del fiscal general.

Lee: El Salvador triplica compra de alimentos a México

“En El Salvador los estamos derrotando (a los poderes fácticos). Por eso le ponen tanta atención al país más pequeño del continente”, escribió Nayib Bukele.

De esa forma el mandatario sale al paso de las críticas de la  de la oposición local y de la preocupación internacional que ha suscitado la destitución de magistrados de la Corte de Justicia y del Fiscal General, Raúl Melara,  que realizó el 1 de mayo la Asamblea Legislativa (Congreso) dominada por sus aliados.

Los magistrados son acusados por los aliados del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, de adoptar decisiones “arbitrarias” que bloquearon varias medidas del jefe de Estado para atender la pandemia, y Melara por tener vínculos con un partido opositor.

Nayib Bukele, un ‘millennial’ de 39 años que asumió el poder en 2019, ha capitalizado el descontento ciudadano contra los partidos que gobernaron en El Salvador desde el fin de la guerra civil en 1992.

Para el gobernante lo que ha pasado es que “los dueños de las fincas latinoamericanas, los que gozan de privilegios históricos, diseñaron sistemas que los protegerían para siempre y solamente alternan gerentes y capataces a lo largo de las décadas”.

Estados Unidos expresó su “grave preocupación” al día siguiente de las destituciones de jueces.

El enviado de Washington, Ricardo Zuñiga, que llegó el pasado lunes a El Salvador en visita centrada en la gobernanza democrática y la inmigración, se reunió con el directorio de la Asamblea Legislativa y con Bukele evocando en ambos casos “una reunión muy cordial” pero remarcando que “hay diferencias”.

“Para las voces que aún piden que volvamos al pasado. Con mucho respeto y cariño: Los cambios que estamos realizando son IRREVERSIBLES”, publicó Bukele en su cuenta de Twitter. 

Añadió: “No vamos a volver al pasado, iremos hacia el futuro. Quisiéramos que nos acompañaran, pero si no lo desean, los comprendemos. Bendiciones”.

En una entrevista televisiva, Zuñiga dijo que para Estados Unidos “lo mejor sería volver a una situación apegada a la Constitución” para “mandar mensajes de seguridad jurídica, tanto para los ciudadanos, como a las personas que quieren hacer inversiones en El Salvador”.

Lee: Nayib Bukele ordena la destitucción del Máximo Tribunal y Fiscal general de El Salvador

“Es importante decir que no estamos de acuerdo con la decisión tomada por parte de la Asamblea Legislativa para destituir a los cinco magistrados (propietarios) y al fiscal general. A nuestro criterio, lo mejor sería restaurar la situación que existía el 30 de abril”, indicó.

Por su parte, el embajador Bassols indicó en una entrevista en una radio local que piensan “lo mismo” que Zúñiga y que están “convencidos de que la mejor solución a la crisis que se ha abierto es volver a la situación anterior, respetar el equilibrio de los poderes”.

Además de “respetar la independencia del poder judicial y del fiscal”, porque “es la base del progreso de todos los países”, dijo.

El Salvador se ha adentrado en una crisis política desde que el oficialismo tomara a principios de mes las riendas del Parlamento para un nuevo periodo y, como primera acción, votara la destitución de los magistrados con los que Nayib Bukele tuvo enfrentamientos durante el último año, lo que ha sido criticado como un golpe al sistema de separación de poderes.

Tras conocerse la destitución ordenada por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, la Sala de lo Constitucional emitió un fallo declarando inconstitucional la votación en su contra, acción que diversos abogados consideran que anula la votación.

Lee: Nayib Bukele se hace más poderoso en El Salvador tras elecciones