:)

El Extranjero

La exigencia de un pasaporte para mostrar que fueron vacunados contra el Covid-19 divide a los gobernadores en Estados Unidos

Los gobernadores de Florida y Texas han firmado decretos que prohíben pedir un pasaporte de ya fueron vacunados contra el Covid-19. Nueva York sí lo pide a sus habitantes

Published

on

El gobierno de Joe Biden descartó la imposición de cualquier forma de pasaporte sanitario de vacunación contra el coronavirus en Estados Unidos, pero dijo que las empresas privadas eran libres de explorar la idea, con el propósito de reactivar la economía estadounidense de manera más acelerada.

Ante la tercera ola de contagios, Europa fue la primera que planteó un pasaporte de vacunación para facilitar la movilidad interna entre distintos países del bloque.

La medida también busca amortiguar y acelerar las inoculaciones en le viejo continente.

Lee: El pasaporte mexicano es de los más seguros del mundo: SRE

De este lado del Atlántico, mientras que millones de estadounidenses son vacunados contra el Covid-19 todos los días –en una campaña donde ya se inocula a los adultos de todas las edades– se está produciendo un acalorado debate: ¿estas personas necesitan una prueba de inmunización en forma de pasaporte de vacuna?

Al igual que un pasaporte nacional, un pasaporte de vacunación podría permitirle al portador la entrada a un lugar, como a un concierto, estadio o arena deportiva lleno de gente, o a un país extranjero que exija prueba de vacunación además de una visa y un pasaporte nacional válido.

Las tarjetas de vacunación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU (CDC) no son lo mismo que un pasaporte de vacunación.

Aunque son un registro de qué vacuna recibió una persona y cuándo, se pueden falsificar fácilmente.

Un pasaporte de vacuna es solo una prueba de que una persona ha sido inmunizada contra el Covid-19.

Podría ser en forma de una aplicación de teléfono inteligente o un certificado escrito, para aquellos que no tienen teléfonos inteligentes.

Algunos expertos en salud argumentan que tal prueba de vacunación puede ser el boleto de regreso a la normalidad.

Podría recompensar a las personas por vacunarse permitiéndoles participar en un concierto o un partido de fútbol lleno de gente, y ofrecerles la tranquilidad de saber que la persona que está a su lado también ha sido inmunizada, lo que ayuda a que los lugares llenos de gente sean más seguros.

Nueva York fue el primer estado en emitir un pasaporte de vacuna digital utilizando la aplicación Excelsior Pass de IBM que muestra un código QR personalizado que verifica el estado de la vacuna.

El estado probó la aplicación en un juego de baloncesto de los Brooklyn Nets y en un juego de hockey de los New York Rangers el mes pasado.

Pero los críticos señalan preocupaciones de privacidad y extralimitación por parte de las autoridades.

Los gobernadores de Florida y Texas han firmado decretos que prohíben los pasaportes de vacunas.

Lee: Unidad Cibernética de Sonora detecta 24 páginas fraudulentas para tramitar el pasaporte

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó la semana pasada un decreto que prohíbe a cualquier entidad gubernamental emitirlos y a las empresas exigirlos a sus clientes.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó esta semana un decreto que prohíbe a las agencias estatales exigir una vacuna para cualquier servicio.

“El gobierno no debería exigir a ningún texano que muestre un comprobante de vacunación y revele información médica privada solo para seguir con su vida diaria”, dijo.

Se habla y se debate mucho sobre los pasaportes, pero casi nadie los está emitiendo todavía, aunque están disponibles en Nueva York para los residentes vacunados.

Si bien la administración de Biden ha estado tratando de encontrar una manera de lograr un estándar para la certificación de vacunas, el gobierno federal no emitirá un pasaporte de vacunas, dijo la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

“El gobierno no apoya ni apoyaremos ahora un sistema que requiere que los estadounidenses porten una credencial”, dijo Psaki.

“No habrá una base de datos federal sobre vacunas ni un mandato federal que requiera que todos obtengan una única credencial de vacunación”.

La Iniciativa de Credenciales de Vacunación (VCI), una coalición de empresas de tecnología y atención médica, incluidas Microsoft y Mayo Clinic, se fundó solo para poner en marcha algún tipo de proceso de verificación.

“La visión de VCI es capacitar a las personas para que obtengan una copia digital encriptada de sus credenciales de vacunación para almacenarlas en una billetera digital de su elección”, explicó el grupo en un comunicado de prensa de enero anunciando su fundación.

“Aquellos sin teléfonos inteligentes podrían recibir papel impreso con códigos QR que contienen credenciales verificables W3C”.

Nos guste o no, las personas que quieran viajar al extranjero pronto deberán tener un pasaporte de vacunas para ingresar a ciertos países, o puede ayudarlos a evitar la cuarentena una vez que lleguen.

Israel ya ha instituido un pasaporte de vacunas, que permite a los titulares ir a restaurantes y gimnasios.

Gran Bretaña y la Unión Europea están considerando pasaportes de vacunas, según un artículo reciente en el New England Journal of Medicine.

Lee: Florida comienza a vacunar contra el Covid-19 a jóvenes

Y Australia, Dinamarca y Suecia “se han comprometido con su implementación”.

“Aunque la elegibilidad para viajar ha sido el enfoque principal hasta la fecha, el uso de pasaportes para regular el acceso a reuniones sociales y recreativas, lugares de trabajo o escuelas parece inminente; los pases verdes de Israel, por ejemplo, permiten la entrada a sitios restringidos como hoteles, gimnasios, restaurantes, teatros y locales de música, y el ‘Excelsior Pass’ de Nueva York permite la asistencia a teatros, estadios, lugares para eventos y bodas grandes”, según el artículo.

Los críticos de los certificados de vacunación citan problemas de privacidad, pero ¿no tienen las personas el derecho a estar seguras? ¿No tienen las personas el derecho, si han recibido una vacuna, de venir y saber que otras personas han también ha sido vacunadas?, el asunto es que está abierta la opción para retomar una posible nueva normalidad.