:)

La Opinión

Los derechos humanos y sociales en México

Nosotros pensamos que los derechos políticos aunque siempre han estado incluidos desde la constitución de 1917

Published

on

Manuel
La libertad política es esa posibilidad de hablar sin temor. / Foto: Cuartoscuro

Los derechos humanos son parte intrínseca de la vida y son fundamentales para poder desarrollarse, han venido siendo reconocidos por casi todos los países del mundo. Desde 1948 se estipularon acuerdos internacionales de reconocimiento sobre los derechos humanos para todos los ciudadanos del mundo.

En principio de reconocieron algunos derechos fundamentales que podríamos llamar de primera generación, estos derechos en nuestra Constitución y en la constitución de la Ciudad de México y en los diferentes reglamentos y programas se han venido desarrollando de tal manera que se cuentan con ellos, aunque de alguna forma no se ha podido abarcar a toda la población.

Teniendo un pensamiento positivo progresivo, entendiendo que ha habido una evolución del país entendemos que se goza de la mayoría de los derechos.

Lee: El gobierno de AMLO desaíra los derechos humanos de las mujeres: Patricia Olamendi

Quiero referirme de los derechos políticos, estos derechos refrendan la libertad que es fundamental para el desarrollo de una sociedad en la cual los individuos pueden expresarse, pueden escribir, investigar, pueden participar de manera individual o social, dentro de la comunidad para beneficio de la comunidad, solicitando, pidiendo o exigiendo aquellos beneficios que les permita tener mejoras en su vida diaria.

Nosotros pensamos que los derechos políticos aunque siempre han estado incluidos desde la constitución de 1917 e incluso en la constitución de 1857 no se han podido explayar, no se han podido cumplir totalmente, sin embargo, ahora tenemos quizá el primer gobierno que ha llegado al poder por medio del voto universal y secreto que es la manera en que se expresa de primera mano el poder del pueblo, la forma en que el pueblo desea ser gobernado y la forma en que el pueblo apoya los programas sociales, los programas económicos, los programas políticos que un determinado partido político y los determinados candidatos le proponen al pueblo, es importante  fortalecer la libertad política, es muy importante fortalecer las organizaciones sociales y principalmente las organizaciones políticas.

Estamos pasando por un periodo de transición en el cual existe toda una estructura para que la democracia que es la manifestación del poder social  y la forma de organización, están teniendo grandes problemas para poder sistematizar, para poder cumplir con el voto y con la manifestación de los ciudadanos, es muy importante que todos aquellos reglamentos y todos aquellos estatutos, principios, programas de cada uno de los partidos políticos sean realmente respetados, cumplidos y supervisados.

En este caso deben ser supervisados por una estructura extrapartidaria y extra gubernamental, tenemos un instituto electoral que tiene que ser más exigente en cuanto al cumplimiento de los estatutos  de las convocatorias y de los requisitos para poderse reunir y poder convocar y poder tomar acuerdos y que estos acuerdos puedan ser llevados a programas sociales, a programas económicos, porque esto que realmente esta sucediéndose a través de un acuerdo social, de un pacto social, el pacto social es queremos vivir en un ambiente democrático, en un ambiente de democracia social pacifico, con el respeto que las instituciones sociales le dan posibilidades a los ciudadanos a solicitar de manera individual, de manera colectiva aquellas grandes o personales transformaciones.

Y estamos en un periodo de transformación, en un periodo de cambio muy fuerte en donde por primera vez una mayoría del pueblo o una buena porción muy grande del pueblo esta interesada en la política.

En esta parte donde se ha trastornado el concepto de política, ha una diferencia entre la política que es la planeación para resolver los grandes problemas que tiene una comunidad, una familia o la juventud como grupo o una población o municipio e incluso un Estado o un país, esa es la política, la negociación, la planeación, el ordenamiento, la reglamentación de algo y para eso se requieren los parlamentos, tener esa libertad estructurada, ordenada, civilizada.

Es importante que cada vez más la población tenga una información clara, veraz, digna, con la finalidad de poder platicar, analizar, incluso discutir con respeto junto con los personajes comunitarios, con sus diputados o con quien les represente las diferentes demandas o transformaciones que se requieren, desde cuestiones de servicios hasta cuestiones de mayores dimensiones como son el problema de educación, vivienda y trabajo, podemos enumerar más, pero aquí está en eje que puede ser un eje importante.

Lee: Esperan 900 víctimas de violación a derechos humanos la reparación de daño en Baja California

La libertad política es esa posibilidad de hablar sin temor, hablar y defender sus puntos de vista, aceptar que la mayoría con argumentos, con transparencia total, puede tomar acuerdos, puede con transparencia total y absoluta nombrar a sus representantes, es importante que en todos los niveles se cumpla con aquellos objetivos  con los cuales el país por lo menos ha luchado los últimos 50 años y que no caigamos de nueva cuenta en una burocratización de los institutos políticos, la libertad política tiene que ser para todos.

Es un derecho humano racional, moderno, necesario y al cual debemos todos defender, pero quien principalmente debe defender la libertad política, los derechos humanos y sociales a la libertad política, a la asociación política, a la expresión política es el Estado, es el gobierno, se tiene que demandar.

Sin embargo, en esta transformación tenemos la obligación también de que los partidos políticos sean eso, organizaciones sociales en movimiento, con un reglamento y un estatuto que permita a la organización la manifestación, la expresión y la concreción de demandas que puedan ser transmitidas a los parlamentos.

Es para nosotros muy importante, lo hemos ganado, y en esta lucha moderna digamos de los últimos 50 años, ha habido muchas políticas muchas exigencias políticas que han sido en algunos casos reprimidas, comenzando por el año 1968, 1971, los movimientos estudiantiles y después la guerra sucia, esto ya no queremos que suceda.

Recordando que en el gobierno de Salinas de Gortari aumentaron las represiones y fraudes electorales, esto ya no debe de suceder, debemos caminar hacia el reconocimiento total del poder del pueblo, de la democracia absoluta, el respeto por los códigos, acuerdos y estatutos de convivencia social que nos estamos dando en los diferentes niveles, partido, congreso y gobierno, eso creo que es un derecho inalienable, universal y en este caso es un derecho que en México se tiene que expresar con mucha fuerza y fuerza es respetar la libertad de todos los ciudadanos para poder exigir, pedir, tener el derecho a la dignidad y el derecho a votar y ser votado.

Hasta la próxima estimados lectores.

Por: Miguel González Villalobos