:)

Sonora

La obra del joven muralista de Cajeme estará en la portada de libros de Sonora

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.- Un venado con pañuelos color sangre enredados en sus astas, abrazado por un nopal con pencas de ojos que observan son el centro de un escenario místico pintado sobre un cuadro que trascenderá en la historia de Sonora, pues estará en la portada de los libros gratuitos.

Published

on

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.- Un venado con pañuelos color sangre enredados en sus astas, abrazado por un nopal con pencas de ojos que observan son el centro de un escenario místico pintado sobre un cuadro que trascenderá en la historia de Sonora, pues estará en la portada de los libros gratuitos.

Luis Hinojosa, artista plástico y muralista de 26 años, originario de Ciudad Obregón, es el creador de la obra “Flora y fauna sagrada” que estará impresa durante 10 años en la portada del libro “Sonora: la entidad donde vivo”, distribuido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) para tercer grado de primaria.

“Todos nos acordamos de las portadas del globo o del perrito, porque la infancia es una etapa importante para nosotros y tenemos recuerdos de lo que fue; aunque simplemente sean libros de la primaria, se te quedan grabados”, dijo el artista sobre aquellos tirajes de libros de texto gratuitos que surgieron a finales de los 90 en México.

Consideró importante que artistas contemporáneos, aparte de mí, trasciendan de esta forma con las nuevas generaciones y que se acerquen al arte, porque en mi tiempo, a mí no me dijeron qué eran las portadas de los libros, pero fui creciendo y supe que eran fragmentos de pinturas de artistas famosos como Diego Rivera, Tamayo, Remedios Varo, pero nadie nos dijo eso”.

Lee: Quieren invertir 70 mil mdp en proyectos para el sur-sureste de México

Hinojosa, quien es licenciado en Diseño Gráfico por el Instituto Tecnológico de Sonora (Itson), fue seleccionado junto a otros artistas del país para representar a su estado en los nuevos oficiales.

“Como es un libro estatal donde viene la información sobre cultura, arte, geografía de cada estado, decidieron buscar un muralista representativo de cada uno y están participando muralistas de nivel internacional”, explicó Hinojosa.

Destacó que “todos los estados trabajamos un boceto, un concepto, se estuvieron mandando, se hicieron correcciones y cuando quedaron los bocetos aprobados, se empezó a trabajar sobre las piezas”.

“Yo creo que ahora, por la convocatoria que se hizo y que es un libro estatal, supongo que los maestros o la SEP les dirán a los niños que no es solo una portada, sino que tiene su importancia y que la hicieron artistas de aquí”, resaltó.

“Flora y fauna del desierto” es la representación de la biodiversidad del estado. Al fondo, se observa el azul del agua de las costas, unas piedras de colores cálidos donde están plasmadas las pinturas rupestres del habitante primitivo de la región, el venado -animal sagrado para la Tribu Yaqui- y los pañuelos que representan a su danza tradicional.

También están presentes el sahuaro como un imponente protector del desierto y el nopal con ojos abiertos y pupilas que miran hacia la tierra, como si estuvieran arriba de un cerro.

“Los ojos representan el carácter divino, espiritual y sagrado de la flora desértica creciendo en las condiciones extremas del desierto”, agregó Luis, quien subrayó que “Sonora es considerado el granero de México y por eso tenemos unas manos abiertas que representan la importancia del trabajo en el campo”.

Lee: Estudiantes de Chapingo crean una aplicación móvil para rescatar 68 lenguas indígenas en México

Luis empezó pintando las paredes antes que los lienzos y cuadros. Primero, hizo amigos que hacían graffiti y que luego incursionaron en la pintura. En el trayecto, él había decidido estudiar artes, pero en Obregón no había la licenciatura y le resultaba imposible viajar a Hermosillo para entrar a la carrera en la Universidad de Sonora. Así que optó por el diseño gráfico. Ahora, la biblioteca del Itson tiene sus murales.

“Me gustó mucho pintar en el Itson porque aparte de ser alumno de ahí, en esas paredes estaban los retratos de los alumnos de excelencia académica distinguidos y yo decía nunca voy a estar ahí… pero me hablaron para pintar exactamente esa pared, entonces sí, siempre sí voy a estar ahí (con la imagen en un libro), fue divertido e irónico”, resaltó.