:)

Capital

Un puente de 30 millones de dólares destruirá humedales, flora y fauna de Xochimilco

Inconformes a la obra que afecta la zona del humedal en Xochimilco exigen que se pare la obra de forma definitiva porque afectará también a la flora y fauna

Published

on

La empresa encargad de la obra es Impulsora de Desarrollo Integral. / Fotos: Cortesía

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo destruye los humedales, la flora y fauna de Xochimilco con la construcción de un puente vehicular en la zona de 30 millones de dólares.

“Actualmente el humedal de Xochimilco es de las poquísimas áreas verdes naturales que sobreviven en la Ciudad de México y está, una vez más, en riesgo porque el Gobierno de la Ciudad quiere taparlo para construir sobre él un puente vehicular de seis carriles”, revelan la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco y el Colectivo Xochimilco Vivo.

La Jefa de Gobierno de la CDMX, anunció en diciembre de 2018 la construcción de un puente vehicular para conectar Periférico Sur, Cuemanco y Canal Nacional. El proyecto colindará con el Área Natural Protegida (ANP) Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco, lo que pone en riesgo a especies de flora y fauna y abonará a los daños al medio ambiente en la capital, de acuerdo
con lo alertado por pobladores y personas expertas.

Xochimilco es el último remanente del humedal, funciona de regulador ambiental y genera menor contaminación a la ciudad, gracias a la cantidad de agua sirve como filtro de temperatura y si se destruye la temperatura podría elevarse en época de calor.

Impulsora de Desarrollo Integral (Idinsa) es la empresa encargada de la obra de construir el puente que destruye los humedales en Xochimilco.

Lee: ¡Que se arme la fiesta con sana distancia! Vuelven a navegar las trajineras en Xochimilco

También los integrantes de las organizaciones: Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco, Colectivo Xochimilco Vivo, así como vecinos y trabajadores de la zona, se reunieron para manifestarse y pedir la cancelación de forma definitiva de la obra y restaurar las áreas del humedal que ya han sido afectadas.

El proyecto del puente vehicular estará conformado de seis carriles y para su construcción también se derrumbarían 650 árboles.

El Humedal fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, además se integró a la lista Ramsar de humedales de relevancia internacional en 2004 y es Área Natural Protegida (ANP) de México desde 1992.

De acuerdo con lo que explicaron especialistas y pobladores de la zona, el humedal, funciona de regulador ambiental y genera menor contaminación a la ciudad, gracias a la cantidad de agua sirve como filtro de temperatura y si se destruye la temperatura podría elevarse en época de calor.

Uno de los argumentos de las autoridades para avalar la construcción del puente es que proyecto es que la zona donde se construirá el puente ya se encuentra degradada.

Los opositores a la obra del puente exigen que se cancele de forma definitiva la obra que facilitó el partido de Morena en la Ciudad de México, ya que al tener el poder puede modificar la normativa local para agilizar el proceso de evaluación de impacto ambiental de todas las obras públicas que ha propuesto.

Lee: Un call center vigilará a los contagiados de Covid-19 en Tláhuac

“Anteriormente ese trámite hubiera implicado una revisión exhaustiva por parte de la Secretaría de Medio Ambiente que podía tardar meses, con el cambio consiguieron la autorización en dos semanas e iniciaron la construcción en febrero de este año”, acusaron.

El puente tendrá 23 mil 242 metros cuadrados de superficie de rodamiento y destruirá aproximadamente 3 hectáreas del Humedal, todo esto sin importar que se esté afectando el futuro sustentable de la Ciudad.