:)

Guanajuato

AMLO busca retroceder en la generación de energías limpias: Diego Sinhue Rodríguez

El gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez Vallejo dice que interpusieron una controversia para darle prioridad a las energías limpias

Published

on

Peleará Guanajuato por energías limpias / Foto: Facebook Diego Sinhue

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo aseguró que la iniciativa preferente enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para dar prioridad al consumo de energía producida por la Comisión Federal de Electricidad es un grave retroceso para en la generación de energía limpias.

“Lo vemos mal, porque nosotros inclusive somos un estado que interpuso una controversia constitucional por estos acuerdos de la Comisión Reguladora de Energía y nosotros consideramos que la libre competencia tiene una ventaja para el estado”, dijo.

“Aquí en Guanajuato tenemos inversiones en energía eólica, en ciclo combinado, solar y creo que es importante que siga habiendo esta competencia sana en favor de los ciudadanos y sobre todo de energía limpia, que es lo que requiere el planeta”, expresó el ex secretario de Desarrollo Social.

“Sin duda sería un retroceso con la Reforma Energética y esto nos tendría en un paso atrás, un escalón atrás como país, pero Guanajuato no está dispuesto a dar ese paso”, aseveró Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, gobernador de Guanajuato.

Lee: AMLO no quiere que la CFE sea un monopolio en la industria eléctrica: Olga Sánchez Cordero

“Por ello, sin duda sería un retroceso con la Reforma Energética y esto nos tendría en un paso atrás, un escalón atrás como país, pero Guanajuato no está dispuesto a dar ese paso”, dijo en entrevista el Gobernador de Guanajuato.

El pasado 14 de septiembre, el Gobierno de Guanajuato, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, presentó una controversia constitucional contra el acuerdo por el que se emite la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, publicada por la Secretaría de Energía el 15 de mayo de 2020.

A decir de las autoridades guanajuatenses, atenta de manera directa contra lo dispuesto por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que determina el marco de actuación de las autoridades, así como la validez de las normas jurídicas del país.

“El acuerdo transgrede estos mandatos legales, utilizando como excusa la actual emergencia sanitaria para imponer medidas innecesarias y discrecionales que impiden avanzar hacia el uso de energías limpias, afectando ámbitos de competencia del Estado de Guanajuato en materia de equilibrio ecológico y protección al medio ambiente, lo que representa una violación al artículo 4º constitucional, que establece el derecho de las y los individuos a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar”.

“Y la obligación del Estado de garantizar el disfrute de dicho derecho humano, además de poner en riesgo el cumplimiento de los compromisos internacionales que pretenden la reducción de emisiones y la descarbonización de la matriz energética”, detalla la justificación enviada por el Gobierno de Guanajuato en contra a esta propuesta energética.

Diego Sinhue Rodríguez Vallejo dijo estar confiado en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dé la razón a Guanajuato, pues aseguró que hay antecedentes de que se ha dado la razón a otros estados en este sentido.

“A algunos estados ya les resolvieron, los que la interpusieron antes que nosotros, porque con esta nueva decisión de la corte igual vamos a ver si va en este rumbo o no y en breve les informaremos el estatus de la controversia, porque si no sería un retroceso que Guanajuato no está dispuesto a aceptar”.

Lee: Los conservadores quieren a Manuel Bartlett fuera de la CFE: AMLO

Guanajuato tiene 13 parques solares y un parque eólico en el municipio de San Felipe de Iberdrola, el cual evita la emisión de 150 mil toneladas de Dióxido de Carbono a la atmósfera.

Además, en el estado de Guanajuato hay dos proyectos de generación de energías limpias, que en caso de que el gobierno federal logre pararlos, pondría en riesgo 253 millones de dólares invertidos, 421 empleos y una alta mitigación de dióxido de carbono.

Por ello, el estado dará la batalla legal para que se le permita contar con este tipo de energía, pues incluso muchas de las empresas automotrices instaladas en la entidad apoyan el plan energético que tiene proyectado el estado.