:)

Negocios

La sequía arrasa con la producción de cabritos en Baja California Sur

La producción de cabritos fue afectada por la sequía que aqueja a Baja California Sur y se esperan que vendan apenas 12 mil unidades en 2021

Published

on

cabritos sequía baja california sur

LA PAZ, Baja California.- Los productores de cabritos en Baja California Sur, especialmente en la zona norte, registran una de las peores crisis de los últimos años.

Por la falta de lluvias, los empresarios dijeron que el ganado no ganó peso y no hubo ni fabricación de quesos ni suficientes cabritos con buen peso para vender.

La economía de los ganaderos pinta muy mal, señaló Manuel Polanco presidente del Sistema Producto Caprino de Baja California Sur.

Señaló que por falta de lluvias no hay quesos de chiva salvo al sur del municipio de La Paz en donde sí hubo algunas precipitaciones y donde algunos rancheros están perfeccionando y diversificando su producción.

Lee: Los productores del campo reciben un seguro para reponerse de la sequía en de Zacatecas

Informó que hasta hace dos años salían del estado alrededor de 25 mil cabritos hacia Monterrey y otras entidades, y para esta temporada se espera una disminución de cuando menos 50 por ciento.

Por otra parte señaló que el precio del queso se mantiene en 50 pesos el kilo, aunque muy pocos tienen para vender. “Hay mucho animal para la venta pero están flacos y los productores no tienen dinero para comprar alfalfa; la paca de aproximadamente 28 kilos se vende hasta en 180 pesos y no hay dinero para comprarla.

El kilo de cabrito ronda los 35 pesos dependiendo de la calidad, y aunque el precio se mantiene en comparación con años anteriores, no hay comprador y los animales están muy flacos, agregó.

En los últimos años la caprinocultura se ha visto seriamente diezmada, y de un millón de cabras que había hace 40 años en la actualidad apenas llega a 120 mil, con aproximadamente mil 500 productores, rancheros de muy bajos recursos que poco a poco se han visto obligados a emigrar a la ciudad.

Una de las zonas más afectadas por este fenómeno es la de San Luis Gonzaga en donde apenas habrá unas 600 chivas, mientras hace unos años había más de 10 mil.

En la zona serrana de San Francisco, algunos lugareños sobreviven con apenas un rebaño de seis chivas.

Hasta el año 2016, Baja California Sur ocupaba el lugar número 17 en producción de caprinos con el 1.5% de la producción total nacional, con una población de aproximadamente 120 mil animales, casi en su totalidad de la zona serrana del municipio de Comondú.

Por destino, el 45.49% se va a Sinaloa; el 23.3% por ciento a Tijuana; el 17%a Monterrey; el resto a Michoacán, Mexicali, Ensenada, Colima, y Acapulco, con una producción valuada en 211 millones de pesos, contra los 4 mil 620 millones que esta actividad representa en Coahuila, el principal productor de chivos a nivel nacional.