:)

Negocios

El fin de año traerá un auge económico para los dueños de viveros en Veracruz

Pequeños viveros propiedad y operados por familias han convertido a este municipio en el principal productor de Nochebuena de Veracruz

Published

on

Viveros Nochebuena

IXHUATLANCILLO, Veracruz. Este municipio de la zona centro del estado se convirtió en el principal productor de flores de ornato en la entidad; hoy, por la temporada otoño invierno, alrededor de un centenar de propietarios de viveros que comercializan la tradicional flor de Nochebuena entre la población.

“Son mujeres y hombres emprendedores que instalaron invernaderos que se ubican en las diferentes colonias y comunidades como Flori-Plant en la colonia Las Sirenas, Bellezas del Desierto, Eterna Primavera, de la comunidad de Cieneguilla y Rancho de Pala, ubicados en la orilla de la carretera”, dijo Yair Ortega, director de Turismo del Ayuntamiento Ixhuatlancillo.

Algunas Nochebuenas, explicó, se reproducen en el vivero local, otras se traen de los estados de Morelos y Puebla.

Lee: La fabricación de aerogeneradores eólicos genera 3 mil 500 empleos en Tamaulipas

Cuando plantas de ornato como suculentas y cactus se reproducen, los dueños de viveros siembran los “hijos” de los arbustos y los comercializan cuando crecen.

Destacó que las familias emprendedoras acondicionan los terrenos para instalar los invernaderos que cubren con telas especiales y hules para cuidar del mal tiempo y el sol, las flores.

Al vender las flores de ornato, en especial las Nochebuenas, los indígenas le invierten y crean fuentes de autoempleo familiar, que se heredan de generación a generación, destacó.

Desde 1657 los naturales del pueblo de Santa María Asunción Ixhuatlán, pedían amparo de sus tierras con todo el llano de Tlatlauqui, Palan y Tepostlán, de acuerdo con sus derechos antes de la congregación, contra el conde del valle de Orizaba, quejándose de agravios, vejaciones y quema de casas.

El virrey accedía al amparo y lo encomendaba a la justicia de Orizaba. El conflicto se prolongó hasta 1741 y 1743. Ya para 1831 se le llamaba al pueblo Santa María Asunción Ixhuatlancillo.