:)

El Extranjero

Perú tiene su tercer presidente en una semana

Francisco Sagasti fue elegido por el Congreso como nuevo presidente de Perú, asume con el desafío de cerrar una crisis política

Published

on

Las elecciones presidenciales y legislativas están previstas para el 11 de abril de 2021.

El parlamentario centrista Francisco Sagasti fue elegido este lunes por el Congreso como nuevo presidente de Perú, el tercero en el cargo en una semana, con el desafío de cerrar una crisis política que condujo a miles de ciudadanos indignados a las calles y ya dejó dos muertos.

Sagasti recibió 97 votos de apoyo y 26 en contra para encabezar una nueva junta directiva del Congreso unicameral, lo que constitucionalmente significa que asumirá la Presidencia del país.

Poco después de su elección, Sagasti salió de la sede del Legislativo y se acercó a decenas de personas que esperaban la decisión del Congreso en el frontis para saludarlos con la mano en alto, gesto que fue aplaudido por los manifestantes.

Lee: La dictadura del Congreso de Perú hace de las suyas

En tanto, en otro lugar de la ciudad, sepultaban a los dos caídos en la protesta. “Pido justicia para mi hijo y que (las investigaciones) lleguen hasta las últimas consecuencias y que paguen lo que tienen que pagar”, dijo Moraiba Sandoval, abuela de Jack Brian Pintado Sánchez, una de las víctimas.

Sagasti, un ingeniero de 76 años que trabajó para el Banco Mundial, fue elegido como nuevo presidente del Congreso y, según la Constitución, le corresponde asumir automáticamente la jefatura del Estado.

Su investidura tendrá lugar el martes por la tarde en una sesión plenaria, según anunció él mismo. 

“¿Qué ofrecemos? lo que le falta a nuestro país en este momento, confianza. Confíen en nosotros, actuaremos de la manera que decimos”, declaró Sagasti en un discurso tras su elección como jefe del Congreso.

“Además de la confianza, la empatía para sentirnos cercanos a la ciudadanía”, agregó el nuevo mandatario, que lamentó la muerte de dos jóvenes el pasado sábado en las masivas manifestaciones contra el anterior presidente, Manuel Merino.

“Hoy no es un día de celebración”, dijo. “Cuando un peruano muere, y más aún si es joven, todo el Perú está de duelo. Y si muere defendiendo la democracia, al luto se suma la indignación”, añadió.

“Hay que tomar las medidas para que esto no vuelva a suceder”, añadió Sagasti, quien vestía traje oscuro, mascarilla negra y corbata morada, el color de su partido.

Lee: México tiene menos muertos por Covid-19 que Perú, Brasil y Chile: AMLO

Miembro del centrista Partido Morado, Sagasti debe completar el actual periodo de gobierno, que culmina el 28 de julio de 2021, tras la destitución del popular mandatario Martin Vizcarra hace una semana y la renuncia de Merino, el domingo.

El partido de este ex académico y ex funcionario del Banco Mundial fue el único que votó en bloque contra la destitución de Vizcarra.

Las elecciones presidenciales y legislativas están previstas para el 11 de abril de 2021.

Sagasti era el único candidato en liza y obtuvo el apoyo de 97 de los 123 parlamentarios presentes. Veintiséis se opusieron a su elección y ninguno se abstuvo. 

Una primera votación para elegir al nuevo presidente había fracasado el domingo con la parlamentaria izquierdista Rocío Silva Santisteban como única candidata, quien apenas cosechó 42 sufragios.

Y en el Congreso

Como nueva presidenta del Congreso fue elegida la izquierdista Mirtha Vásquez, lo que pone fin a la incertidumbre que existía en el país desde el domingo, al quedar sin titulares en los poderes ejecutivo y legislativo.

“Creo que Francisco Sagasti va a responder a las expectativas de la ciudadanía”, dijo a la prensa la nueva jefa del Congreso.

“Agradezco a la población por todo el esfuerzo. Lamentamos la muerte de dos ciudadanos”, dijo, recordando a los dos jóvenes que murieron el sábado durante protestas duramente reprimidas por la policía. “Esta generación de jóvenes nos han dado una lección para poder reconducir los destinos del Estado”, agregó Vásquez.

La crisis se cierra una semana después que el Congreso destituyera al popular Vizcarra por “incapacidad moral” y desatara la peor crisis política en dos décadas en el país, en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus y la recesión económica.

La elección de Sagasti es “el escenario ideal” para superar la crisis política porque fue “uno de los que votó en contra de la destitución de Vizcarra”, dijo José Carlos Ugaz, expresidente de la ONG Transparencia Internacional.

Este lunes se debe conocer un fallo del Tribunal Constitucional sobre un recurso solicitado por Vizcarra cuando aún era presidente y enfrentaba una primera moción de destitución, de la que salió airoso el 18 de septiembre.

En esa ocasión Vizcarra solicitó que la alta corte definiera los alcances de la “incapacidad moral” de un presidente, pues la carta magna peruana no los define.

Se desconocen las implicaciones que puede tener este fallo dos meses después de ser solicitado y cuando Vizcarra ya fue removido del poder por un caso de presunta corrupción. 

La crisis comenzó cuando Vizcarra, un popular centrista que tuvo como bandera la lucha contra la corrupción, fue acusado de recibir unos 640 mil dólares en sobornos de dos empresas que ganaron obras cuando fue un gobernador hace siete años.

Tras un segundo juicio político en dos meses, Vizcarra fue expulsado por el Congreso dominado por la oposición. Pero Merino, que reemplazó a Vizcarra porque era el jefe del Congreso, se vio asediado por las protestas y renunció.

La consultora Citi Research dijo en una nota el lunes que Sagasti probablemente ayude a suavizar la situación de crisis y que respaldará los mercados, donde los bonos soberanos cayeron temprano en medio de temores de un vacío legal.

“Si Sagasti es elegido, eso podría ser suficiente para resolver los nervios del mercado también”, dijo Citi en Perú.

Sin embargo “es probable que las tensiones sigan siendo altas por ahora, y la situación coloca riesgos a la baja en nuestras perspectivas macroeconómicas”, agregó.