:)

Negocios

El turismo náutico se reactiva lentamente en La Paz

La cancelación de la Regata Baja Ha Ha, del turismo náutico, afectará la temporada alta que inicia en noviembre

Published

on

Gran parte de los yatistas llegan vía aérea a La Paz para posteriormente zarpar.

LA PAZ, Baja California Sur. Las Marinas Turísticas de La Paz estiman una disminución de hasta el 50 por ciento en la llegada de embarcaciones durante la temporada alta del turismo náutico que inicia en noviembre y concluye en febrero, con niveles de ocupación del 80 por ciento, contra el 100 por ciento que se registra en los últimos cinco años.

El presidente de la Asociación de Marinas Turísticas de México, Neil Shoyer informó que durante lo que va de la pandemia los niveles de ocupación no se han desplomado debido a que una gran cantidad de yatistas mantiene sus embarcaciones en las marinas, aunque en los dos primeros meses de la emergencia sanitaria la movilidad se redujo prácticamente a cero, una situación que aunque lenta se ha venido revirtiendo en las últimas semanas, a partir del que el semáforo Covid pasó al nivel 3.

Cancelan regata baja ha ha

Puso como ejemplo el caso de la regata Baja Ha Ha que cada año reúne a 180 embarcaciones, y que a causa de la pandemia de Covid-19 este año se canceló, aunque un grupo de 50 propietarios de embarcaciones decidió hacer el recorrido; se trata de una de las regatas más importantes del mundo que inicia en las costas de California y concluye en La Paz, aunque algunos siguen navegando durante casi todo el año hacia otros puertos de México o de otros países.

Lee: Construyen aeródromo para los surfistas estadounidenses en Baja California Sur

Visitas a espíritu santo

Port otra parte, Neil Shoyer informó que a partir de que Baja California Sur pasó al semáforo amarillo en la segunda semana de octubre con lo que se permitió la operación de embarcaciones turísticas, las marinas recuperaron la ocupación en los espacios que por años han usado las embarcaciones tipo panga, de las que se dedican a paseos en la isla Espíritu Santo, al nado con lobos marinos, a pesca deportiva y al tiburón ballena; estos peines que durante meses estuvieron vacíos, se encuentran ahora con una ocupación del 70 por ciento, y como apoyo a la economía de estos prestadores de servicios que recién se reactivan, algunas marinas están aplicando descuentos de un 30 por ciento, debido a que la actividad es incipiente, además de que solo se les permite navegar con al 50 por ciento de la capacidad de la lancha. “Las tarifas para yates y mega yates de lujo se mantienen”, aclaró.

Pesca deportiva en los cabos

Neil Shoyer explicó que la mayor parte de las marinas del país se encuentran en esta situación similar, a diferencia de la de Cabo San Lucas en donde dependen en gran parte de la pesca deportiva, una actividad que se desplomó debido a la pandemia, aunque en los últimos días se está reactivando con mayor fuerza.

Barcos sin navegar

Aclaro que la ocupación de las marinas por embarcaciones que están de manera permanente no significa mayor movimiento en el mar, ya que la mayoría dejaron de viajar y están en espera de que las condiciones sanitarias mejoren; aclaró que el turismo náutico extranjero fue el que más se detuvo, contra un mayor movimiento de yatistas nacionales mismos que en las últimas semanas han estado bastante activos, detalló.

7 marinas, 700 peines

El empresario recordó que en La Paz hay 7 marinas con 700 peines, y que en los dos últimos el turismo náutico de alto poder adquisitivo ha adoptado a este puerto como su destino favorito y el Golfo de California como el lugar ideal para navegar, destacando yates y súper yates de gran lujo provenientes de varios países de América, Europa y Japón.

La paz, destino de lujo

Entre los atractivos del turismo náutico para este tipo de visitantes de muy alto poder adquisitivo destacan las bellezas naturales del Mar de Cortés, así como la tranquilidad y la seguridad; La Paz se conoce a nivel mundial por el avistamiento de tiburón ballena, la belleza de la isla Espíritu Santo, el nado con lobos marinos, el buceo, la pesca deportiva y la visita a balnearios como Balandra, El Tecolote, entre otros.

Lee: Nacen 14 ballenas grises en aguas de Baja California Sur

Finalmente Neil Schoyer indicó que una gran parte de los yatistas llegan vía aérea a La Paz para posteriormente zarpar hacia otros puertos del Golfo de California, y en su estancia generan una gran derrama económica en hoteles, bares, comercios y restaurantes, además del mantenimiento a las embarcaciones en donde se ocupa mano de obra especializada y una gran diversidad de materiales que se consumen en el mercado local.

Elías Medina |Organización Editorial Mexicana

Seguir Leyendo
Publicidad