:)

El Extranjero

Un grupo de niños españoles exiliados fueron espiados por Estados Unidos y la URSS

Los servicios de espionaje no dudaron en infiltrar a niños que escaparon de la Guerra Civil española

Published

on

NIños espiados

Unos 30 mil niños fueron al exilio en 1936 durante la Guerra Civil española para quedar a salvo del conflicto y años después algunos que viajaron a la desaparecida Unión Soviética (URSS) estuvieron en el centro de una operación de espionaje y contraespionaje que se retoma en el documental Project Niños.

La Guerra Civil Española duró tres años y provocó más de medio millón de muertos. Ante la dramática situación que se vivía en ese país, miles de niños fueron al exilio en la URSS pensando que estarían lejos de sus familias sólo unos meses, seguros y bien alimentados, pero no fue así.

No fue sino hasta finales de los años 50, casi dos décadas después, cuando unos tres mil infantes, principalmente vascos y asturianos, pudieron regresar a España.

Lee: AMLO dice que no espía a los opositores, como pasó en tiempos de García Luna

Pero en su país, junto con sus familias, les esperaba una operación de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, la CIA, que buscaba información clave sobre los sistemas de armamento soviéticos. “Nos llevaron a Madrid, con la familia completa, y teníamos interrogatorio por la mañana y por la tarde”, argumentó uno de los testigos.

Las preguntas eran ¿dónde habías estado?, ¿dónde habías trabajado? ¿qué es lo que se hacía?”, afirma Cecilio Aguirre, uno de los muchos “niños españoles de Rusia”.

El documental Project Niños, que se estrena el 19 de octubre, se basa en documentos de la CIA recientemente desclasificados que estuvieron en el archivo durante más de 30 años.

Gracias a estos escritos y archivos sonoros, conoceremos por qué entre los años 50 y 60 España se convirtió en el epicentro de la Guerra Fría y y cómo los principales servicios secretos del mundo espiaron a niños.

En tres capítulos, el documental recoge las voces de niños exiliados, ahora ancianos, y ex agentes de la CIA y de su contraparte soviética, la KGB. Uno de ellos, el coronel retirado Oleg Nechiporenko, cuenta que el espionaje soviético infiltró a agentes camuflados con una clara misión: el contraespionaje.

Los documentos desclasificados muestran lo ocurrido durante estos interrogatorios, que tuvieron lugar en tres locales de Madrid situados en la calle Orense, en las cercanías del conocido estadio Santiago Bernabéu, y en otros dos en la también céntrica calle Goya.

Teresa Alonso, Santiago Martínez, Chelo Argüelles o Manuel Arce son los nombres de algunos de los cerca de 2000 “niños” que participan en esta serie documental para compartir al detalle cómo vivieron su salida de España, los años en el exilio, y cómo tras esta experiencia, nunca volvieron a ser los mismos. 

“En aquella época se creía que íbamos para cinco o 6 meses. La República iba a vencer y luego volveríamos a España” afirma Ángel Belza, uno de ellos. “Pensaba que íbamos a ir en barco y estaba muy contento porque íbamos de excursión y volveríamos pronto”, recuerda Manuel Arce.

Lee: Snowden libera más secretos este martes 17 de septiembre