:)

Política

Gustavo de Hoyos nos ataca con fines electorales: CFE

El líder de la Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, acusa que el acuerdo de la CFE con el SUTERM pone en riesgo las finanzas de la hacienda pública

Published

on

La Coparmex cuestionó el acuerdo al que llegó la CFE con el SUTERM. Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) aseguró que los constantes ataques por parte de Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex),  son realizados con fines electorales y desprestigian a la empresa productiva del Estado.

“Cuando afirma la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) que El acuerdo con el Sindicato compromete las finanzas de la CFE redundará en el encarecimiento del suministro eléctrico y un fuerte agravio a la hacienda pública: no solo miente y denota ignorancia, sino perversión”, expresó el organismo dirigido por Manuel Bartlett Díaz.

El 24 de agosto de 2020, la Coparmex de Gustavo de Hoyos afirmó que otorgar concesiones al sindicato electricista pone en riesgo la viabilidad financiera de la CFE.

Lee: Llegamos para rescatar a Pemex y a la CFE: AMLO

“En momentos de aguda crisis económica, la CFE ha acordado con el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana reducir la edad y los años de servicio para la jubilación a los trabajadores sindicalizados, lo que establece un régimen de privilegio para estos trabajadores respecto a otros, públicos y privados”, manifestó el organismo empresarial.

El órgano patronal expuso que justo cuando se están discutiendo los términos de una profunda reforma de pensiones, en la que las patrones aportan recursos a los trabajadores y el gobierno no hace aportación alguna: “La CFE acepta modificar el contrato para establecer una pensión desproporcionada”.

Con esta medida el gobierno de Andrés Manuel López Obrador establece de facto una distinción perversa que dividiría a los trabajadores mexicanos en trabajadores de primera y de segunda categoría, señaló.

“Destaca en el nuevo contrato la reducción en los años de servicio y edad. Ahora las mujeres podrán jubilarse con 25 años de servicio sin importar la edad y para los hombres se establece 25 años y 55 años de edad, o bien 30 años de servicio sin importar la edad”, precisó la Coparmex.

La Comisión Federal de Electricidad cuenta con la solvencia para cumplir con el compromiso adquirido en materia de pensiones y jubilaciones, pese a enfrentar enormes retos derivados de una reforma energética contraria a los intereses nacionales, y cuyo objeto era desaparecer a la empresa productiva del Estado.

“La hacienda pública no se ve vulnerada gracias a que, los mecanismos implementados en esta administración, le permiten contar con la liquidez suficiente para ello y para rescatarla del desmantelamiento deliberado de la que fue objeto”, declaró Coparmex.

“Le aclaramos a la Coparmex que no son privilegios otorgados son derechos adquiridos, resultado de una lucha histórica de los trabajadores de la CFE ganados a pulso y que, en su momento, les fueron despojados”, añadió la empresa productiva del Estado.

“No existe ningún intento de “congraciarse” con nadie. Perverso, como lo califica la Coparmex, es argumentar fines electorales cuando únicamente se persigue justicia y derechos laborales”, aclaró la CFE.

El pasado 19 de agosto de 2020, el Sindicato Único de Trabajadores de la República Mexicana (SUTERM) y la CFE acordaron una reducción en los años de servicio y edad de jubilación, además de un incremento salarial de 3.4 por ciento.

“En el comunicado de la Coparmex titulado: Otorga CFE concesiones al sindicato que ponen en riesgo la viabilidad financiera de la empresa y del país. El organismo patronal cita al Centro de Investigación Económica y Presupuestaria y le atribuye que: esta decisión podría tener un impacto de alrededor del 1 por ciento del PIB”.

Lee: El presidente de la República debe desechar las pretensiones por aumentar los impuestos: Gustavo de Hoyos

“¿Podría? podría ser, pero también podría no ser; basar tesis o teorías en supuestos es un despropósito que desinforma al pueblo de México”, cuestionó la CFE.