:)

El Extranjero

El Congreso de El Salvador busca el contagio masivo de Covid-19: Nayib Bukele

El Congreso de El Salvador aprobó una serie de medidas sanitarias y económicas para abrir de nuevo al comercio y a las actividades en 120 días

Published

on

El Congreso de El Salvador propone el regreso a clases presenciales y la celebración de eventos

El Congreso de El Salvador aprobó en la madrugada una ley que busca garantizar la salud de los habitantes por el coronavirus (Covid-19) y promover la reapertura gradual de la economía en cuatro fases a lo largo de 120 días, pese al anuncio del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, de que vetará la legislación.

Esta aprobación se da en medio de una escalada de las tensiones entre el poder ejecutivo, el legislativo de mayoría opositora y el judicial por decisiones que, según Nayib Bukele, le quitan facultades para enfrentar la pandemia de Covid-19.

La ley aprobada en el Congreso de El Salvador, con 63 votos de los 84 posibles, establece una serie de medidas sanitarias y económicas como la regulación de las cuarentenas, fiscalización de recursos públicos, la circulación del transporte público, adopción de medidas de higiene y distanciamiento social en los trabajos.

Lee:“No es tiempo de abrir la economía de El Salvador por más que griten los empresarios”: Nayib Bukele

Las clases presenciales en centros educativos públicos y privados, los eventos con aglomeración de personas como los deportivos, religiosos, culturales y de recreación continuarán suspendidos temporalmente.

“Esta es una ley que busca el contagio masivo de los salvadoreños. Solo hay que leer este tipo de artículos para comprobarlo. La historia los recordará, por esta infamia. Gracias a Dios, que puedo vetarla”, escribió el presidente Bukele en su cuenta de en Twitter.

/center>

El veto de la ley, lo que supone es que los legisladores del Congreso de El Salvador tendrían que votarlo nuevamente para desechar la decisión presidencial y que la Corte Suprema decida qué órgano tiene la razón.

Esta legislación supone la suspensión de medidas dictadas por el gobierno, como la prohibición del servicio de transporte público y la salida para compra de alimentos y medicinas mediante el último dígito del número de identidad.

Lee: La extensión del estado de emergencia no es un golpe a la democracia: Nayib Bukele

Horas antes, el mandatario había anunciado que presentaría una propuesta al Congreso para iniciar una reapertura escalonada de la economía a partir del 6 de junio, a cambio que los diputados aprobarán una cuarentena más estricta por 15 días.

“Nos reunimos con los empresarios más grandes, logramos un entendimiento, es un punto medio y hemos planteado una hoja de ruta”, declaró Bukele durante una rueda de prensa en una bodega de una aduana en Ilopango, sector este de San Salvador.

A pesar que el país se mantiene en una cuestionada cuarentena domiciliar por violaciones a los Derechos Humanos desde el 21 de marzo, según Bukele, el nuevo confinamiento buscará “bajar la curva de contagios” de la Covid-19 que ha mostrado una tendencia al alza.

Bukele calificó de una “bofetada” una resolución provisional de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que dejó este lunes sin efecto una prórroga de un mes del estado de emergencia que había aprobado el sábado mediante un decreto ejecutivo.