:)

Negocios

El precio del huevo se dispara 42.85% en Central de Abasto de la Ciudad de México

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México dice que manos de especualdores detrás del precio de oro del huevo

Published

on

Las manos de la especulación y acaparamiento (y no las compras de pánico por el coronavirus) hicieron que en menos de 60 días el precio del huevo se dispara más de 42.85 por ciento en la Central de Abastos y en centro mayoristas, reveló la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope- ServyTur)

El 15 de marzo de 2020, el kilogramo de huevo costaba 40 pesos en la Central de Abastos, cuando ese mismo producto valía 28 pesos, según cifras recabadas por los afiliados al organismo dirigido por Eduardo Contreras Pérez.

La última vez que el kilogramo de huevo costaba 40 pesos fue durante la crisis aviar de 2012-2013, la cual provocó el sacrificio de más de 4 millones de aves, recordó la organización de pequeños comerciantes.

“Hoy en día sin tener una eventualidad del mismo tipo, el precio del huevo ha llegado a rebasar el techo de los 40 pesos al menudeo en los comercios de abasto popular y corre la posibilidad de que rompa esta barrera de no generar acciones inmediatas que lo impidan”, manifestó Canacope.

Lee: Carlos Slim no despedirá a sus empleados durante la crisis del coronavirus: AMLO

“Hemos observado desde hace algunos años fenómenos como la estacionalidad, las emergencias sanitarias o afectaciones climáticas, las cuales repercuten en el incremento de los precios de varios productos de la canasta básica como el huevo, también es cierto se ha observado incrementos que no tienen ninguna explicación inmediata”, comentó.

La Canacope dejó en claro que no son las verdulerías, recauderías, abarrotes, misceláneas, cremerías y expendios de huevo entre otros, los que generan estos incrementos.

“Hacemos un llamado a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), a la Secretaría de Economía (SE), así como a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que revisen toda la cadena de comercialización del huevo, desde la producción hasta la venta final al consumidor, a fin de establecer sí este incremento se está dando por causas naturales o por la perversa práctica de la especulación y acaparamiento”, expresó.

Las madres de familia y los consumidores finales necesitan de políticas públicas o prácticas acertadas de gobierno en esta materia para evitar que el huevo, así como otros productos de consumo popular, se vendan a precio de oro, expresó.

“Ninguna política de ajuste al salario mínimo o programa de asistencia social será efectivo o suficiente si los precios de productos básicos no mantienen una estabilidad acorde con el ingreso promedio de los mexicanos”, afirmó.

Tenemos el asunto del precio de gasolina la cual ha bajado, esto podría repercutir favorablemente por que los precios de varios productos en teoría deberían de descender, al bajar costo de la distribución de estos, agregó Canacope.

Lee: Los empresarios desconfían del gobierno de AMLO: Coparmex

En un recorrido por la Central de Abastos, los afiliados a Canacope notaron que los precios de fruta y verdura se mantienen en niveles normales, a excepción del jitomate que está en 20 pesos el kilo: el costo al público final sería de entre 28 a 30 pesos en mercados.

El tomate lo encontramos en 25 pesos y el costo al comprador final sería de 32 a 35 pesos en recauderías, el pepino se da a 22 pesos y al consumidor final entre 30 a 32 pesos en el pequeño comercio.

Precios como el de la manzana en la Central de Abastos incluso ha bajado a 30 pesos cuando llegó a costar 40 pesos.