:)

Negocios

La ciberseguridad en infraestructura hídrica y eléctrica es una prioridad nacional: Hillstone Networks

Las fallas en ellos pueden causar emergencias de salud pública y problemas de seguridad

Published

on

Dado que en los últimos tiempos en México la escasez de agua y las fallas en el servicio de electricidad son dos de las grandes preocupaciones de los ciudadanos, la ciberseguridad de estas infraestructuras son una necesidad técnica, pero sobre todo una prioridad nacional que requiere atención continua y recursos especiales.

Para Hillstone Networks, proveedor de soluciones de ciberseguridad, implementar soluciones avanzadas y seguir una estrategia proactiva puede ayudar a proteger los cimientos sobre los cuales se construyen nuestras sociedades modernas.

Refirió que el pasado 7 de mayo, al menos 13 estados del país reportaron apagones masivos derivados de la denominada Operación de Emergencia implementada por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), debido a la gran cantidad de electricidad demandada durante ese día.

Lee: México es un blanco vulnerable en el panorama global de la ciberseguridad

Subrayó que tanto el suministro de agua como el de energía eléctrica son consideradas como infraestructuras críticas, no solo son susceptibles de fallas naturales o accidentales, sino de amenazas cibernéticas perpetradas por ciberdelincuentes que buscan desestabilizar servicios vitales que sostienen la vida cotidiana.

Hillstone Networks explicó que las fallas en estos sistemas no sólo pueden causar inconvenientes, como temor en la población, sino elevarse a emergencias de salud pública y problemas de seguridad.

En ese sentido, expuso que la implementación de medidas de ciberseguridad robustas es crucial para proteger estos servicios contra amenazas digitales que pueden ir desde ataques de malware hasta intrusiones sofisticadas destinadas a sabotear operaciones.

Advirtió que la ciberseguridad en infraestructuras críticas enfrenta desafíos únicos, como la complejidad de los sistemas, pues muchas operan con tecnologías heterogéneas que van desde sistemas antiguos hasta soluciones modernas Internet de las cosas, lo que complica la gestión de la seguridad.

Señaló que debido a que se trata de servicios con alta demanda de disponibilidad, deben estar operativos 24/7, lo que requiere medidas de seguridad que sean tanto robustas como capaces de operar continuamente sin interrumpir el servicio.

La firma de ciberseguridad indicó que debido a que las infraestructuras críticas a menudo están sujetas a estrictas regulaciones gubernamentales, requiere que las medidas de seguridad no sólo sean efectivas sino también conforme a normativas específicas.

Por lo tanto, apuntó, asegurar las infraestructuras críticas requiere un enfoque comprensivo y proactivo, comenzando con la segmentación de red, estrategia que divide las redes en segmentos más pequeños, limitando así el impacto potencial de los ataques y facilitando la detección temprana de intrusos.

Es fundamental complementar esto con un monitoreo continuo y análisis de comportamiento, empleando herramientas avanzadas para detectar actividades anómalas que puedan indicar amenazas inminentes”, planteó.

Además, agregó, es esencial desarrollar y mantener planes robustos de recuperación ante desastres y continuidad del negocio para garantizar la operatividad de los servicios esenciales tras un incidente de seguridad.

Publicidad

Trends

Publicidad