:)

Negocios

Guerrero tiene en la minería una actividad importante para su crecimiento económico

La extracción de metales en el estado se practica en los municipios de Teloloapan, Arcelia, Cocula y Eduardo Neri

Published

on

Foto: Cuartoscuro

CHILPANCINGO, Guerrero. Con la llegada de los conquistadores españoles se instaló la primera mina de extracción de plata de América Latina en lo que actualmente es el municipio de Taxco de Alarcón, y desde entonces la minería en el estado ha representado una parte importante de su economía que lo coloca como el quinto productor de oro en el país.

Según la Secretaría de Economía (SE), la extracción de metales en Guerrero se practica en los municipios de Teloloapan, Arcelia, Cocula y Eduardo Neri, que son los sitios donde se tiene explotación, aunque las compañías mineras tienen trabajos exploratorios en por lo menos otros 11 sitios que podrían convertirse en minas en los próximos años.

La actividad minera en Guerrero tiene diversas ópticas desde las que se pueda apreciar, pues por un lado genera impactos en el Producto Interno Bruto (PIB), riquezas a quienes prestan servicios a las mineras, pero, también destrucción del medio ambiente, proliferación de enfermedades y contaminación de mantos freáticos.

Lee: Un nuevo yacimiento de oro y plata fue descubierto en una mina de Guanajuato

Un caso emblemático es la mina Los Filos, instalada en territorios de la comunidad de Carrizalillo perteneciente al municipio de Eduardo Neri, en este sitio en 2007 se gestó un movimiento de gran magnitud en contra de la minería a cielo abierto que se negaba a incrementar el pago por la renta de la tierra, finalmente tuvo que ceder y pasó de pagar mil 200 pesos a 13 mil 500 en ese año y con acuerdos para que cada año se fueran revisando los contratos.

Esta mina ocupa 970 hectáreas del ejido, ahí además de la zona de extracción se tiene la laguna de lixiviación en la que se lavan los lodos para ir separando los metales, la lucha de los propietarios de la tierra generó que la empresa cambiara el gasto de renta en el 2007 para que pasara de cuatro a 35 millones de dólares en los siguientes 10 años que tenía proyectado explotar esta tierra, sin embargo esa proyección volvió a tener algunas variaciones aunque ya no tan drásticas.

A pesar del gasto millonario la utilidad de la minera fue extremadamente alta pues expertos calculan que la utilidad que obtiene es de casi el 82 por ciento de cada onza que se obtiene, y el restante 18 por ciento se gasta en operación y renta de tierras.

En los últimos 15 años que se ha mantenido la explotación minera en Carrizalillo, el impacto social que la mina ha generado también es interesante de analizar pues muchas familias han migrado y se autoexiliaron en otras ciudades del país, debido a diversos temas; el primero la inseguridad que se agudizó en la zona, y que generó la presencia de grupos criminales que se dedicaron a la extorsión, asesinato y secuestro, entre otros.

Los pobladores del lugar que se mantiene viviendo en el sitio han denunciado la presencia de enfermedades que podría estar asociadas a la contaminación y uso de químicos por parte de la empresa, sin que haya una forma de comprobarlo, sólo existen las denuncian de que personas se enferman y fallecen, pero no se ha podido demostrar que sean provocadas por la minería.

Actualmente, la mina Los Filos genera más de dos mil empleos directos y fue uno de los primeros sectores que inició su recuperación tras la crisis sanitaria que generó la pandemia de Covid 19 y actualmente trabaja al 100 por ciento de su normalidad.

Otro caso llamativo que se ha generado en torno a la minería en Guerrero es el de la extracción propiedad del Grupo México en el municipio de Taxco, en este sitio se ha mantenido un movimiento de huelga durante 16 años y por ello la empresa determinó suspender sus actividades.

Lee: El gobierno de AMLO impulsará la explotación minera de la mano de Pymes

En esta mina los trabajadores, que son parte del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, iniciaron su movimiento parista para demandar equipamiento para seguridad en el trabajo y en apoyo al que fuera su líder nacional Napoleón Gómez Urrutia, la minera se negó a negociar con ellos y prefirió decretar agotado el yacimiento y cerrar completamente sus actividades.

Los trabajadores en su momento retaron a que la empresa entregara la concesión y permitiera que otra empresa trabajara pues consideraron que aún es lucrativa la minería, pero la empresa se negó, a pesar de ello durante 16 años la mina ha permanecido cerrada por los trabajadores y sólo han entrado a dar mantenimiento mínimo necesario para que no haya derrumbes.

De las extracciones que en años recientes se han instalado se encuentra la Mina Media Luna Propiedad de la subsidiaria de la canadiense Torex Gold, esta se ha convertido en una de las más lucrativas y recientemente anunció que invertirá 848 millones de dólares, que son alrededor de 17 mil millones de pesos, en los siguientes dos años para extender la vida útil de su complejo a cielo abierto que ahora contará también con extracción subterránea.

El anuncio lo realizó la empresa en el marco del Encuentro de Industriales Mineros 2022, ahí el vicepresidente de Torex Gold en México, Faysal Rodríguez, dijo que “el Consejo Directivo aprobó la construcción y la puesta en operación del nuevo complejo minero subterráneo, que es del proyecto Media Luna, es una inversión de 848 millones de dólares a ser ejercidos desde este mes de mayo hasta el último cuarto del 2024”.

De acuerdo con los números en minería de esta empresa, la producción de oro que se tiene en la mina Media Luna es de entre 430 mil a 470 mil onzas, además de otros metales como plata cobre y zinc.

Por las reservas que tiene este complejo se prevé que su operación llegue hasta el año 2033 o aún más con la extensión que se logrará al aplicar la extracción subterránea.

De acuerdo con información de la Secretaría de Economía en Guerrero, además de las minas que se explotan también se tiene exploración en Cuetzala del Progreso, Teloloapan y Pedro Asencio Alquisiras (Ixcapuzalco) de la zona Norte; Coyuca de Catalán de la Tierra Caliente; en Mochitlán de la Zona Centro y Zihuatanejo de la Costa Grande, de tal forma que la actividad minera seguirá consolidándose como uno de los principales ejes de desarrollo económico del estado.

Abel Miranda Ayala | El Sol de Acapulco