:)

Negocios

10 consejos para hacer “price action trading” que deberías conocer

El mundo del forex está lleno de técnicas para hacer trading, pero todas se basan en una estrategia fundamental: analizar la cotización.

Published

on

El mundo del forex está lleno de técnicas para hacer trading, pero todas se basan en una estrategia fundamental: analizar la cotización. Es decir, seguir el movimiento del precio. Y sí, de ahí surge ese término que tantas veces hemos leído en Google, el “price action trading”.

Para tradear, no hace falta aplicar complejos indicadores o hacer decenas de garabatos en las gráficas. La “acción del precio” es más que suficiente para reconocer señales que permiten entrar y salir del mercado con relativa coherencia.

Lee: La inflación llega a 7.88 % en la primera quincena de junio

Así con los 10 tips para hacer “price action trading”

¿Se puede hacer trading sin indicadores? Sí, y lo más habitual en este sentido es trabajar con velas. No son imprescindibles, pero los patrones de velas japonesas son de gran ayuda a la hora de tradear en base al movimiento de los precios.

1. Sigue las tendencias a gran escala

Existe cierta obsesión por atrapar los movimientos pequeños del mercado, especialmente en el trading intradía. Lo cierto es que los mayores beneficios se generan siguiendo las tendencias mayores.

Por supuesto, lo ideal es dejarse llevar por la tendencia, no ir en contra. Parece obvio, pero no son pocos los traders que, llevados por la avaricia, intentan aprovechar hasta la más mínima retracción del precio.

2. Los patrones no siempre funcionan

Los patrones son fundamentales para entender el trading basado en el movimiento de los precios. Pero, ojo, no siempre funcionan. Lo recomendable es centrarse exclusivamente en patrones de continuación y evitar los patrones en movimientos horizontales.

3. El potencial de los rangos

Evitar los patrones en los rangos no supone ignorar los movimientos horizontales del mercado. Si identificas un rango relativamente estable en el tiempo, las rupturas al alza o a la baja pueden preceder a un fuerte movimiento tendencial.

Si el precio rompe la resistencia y la convierte en soporte (o al contrario), existe una alta probabilidad de que haya finalizado el movimiento horizontal. Si la ruptura no se consolida sobre la resistencia o bajo el soporte, es preferible esperar.

4. Aprovecha las rupturas falsas

Hablando de rupturas fallidas, es habitual que un buen número de traders impacientes se adelanten al movimiento del precio. Cuando la cotización vuelve al rango, quedan atrapados, ofreciendo una oportunidad a los traders pacientes.

En el caso de una ruptura falsa a la baja, se podría esperar una cascada de liquidaciones por parte de estos traders atrapados. A mayor número de cierres de operaciones, mayor probabilidad de que suba el precio, incluso llegando a tocar el techo del canal.

5. Aprovecha los soportes y las resistencias

Más allá de los rangos, los soportes y las resistencias aportan información valiosa en diferentes contextos. Estos niveles son más o menos estables (y horizontales) en los rangos, por lo que podemos identificar rápidamente puntos de trading con potencial.

Menos obvios son los niveles de resistencia y soporte que se mueven con el precio. Son igual de valiosos a la hora de entrar al mercado en tendencia. Podemos encontrarlos vigilando el precio, justo cuando coincide con las medias móviles más relevantes.

6. Identifica finales de tendencia

Tan importante como identificar una tendencia, así como los puntos de entrada, es saber cuándo terminan. La divergencia entre el precio y el RSI suele ponerse como ejemplo de fin de tendencia, pero ¿y si no usamos indicadores?

La probabilidad de que una tendencia haya terminado aumenta si el precio responde a tres circunstancias simultáneas: ruptura y cierre por encima de una media móvil relevante, ruptura y cierre por encima (o debajo) de la línea de tendencia, la formación de una nueva estructura con mínimos y máximos correspondientes a la nueva tendencia.

7. Controla las medias móviles

Hemos hablado de las medias móviles “relevantes”. ¿Cuáles son? Depende del momento del mercado y de la temporalidad, aunque hay cierto consenso tácito respecto a las medias de 20, 100 y 200 periodos.

Se espera que el precio evite reversiones apoyándose en estas medias. Para tendencias sólidas, la media de 20 periodos es una buena referencia. Para movimientos débiles del mercado, la de 100 periodos es preferible.

8. Aprovecha los “puntos pivote”

En temporalidades bajas, el precio encuentra muchos más puntos donde pivotar. Estos pequeños rebotes son interesantes en operaciones a corto plazo. La cuestión es decidir cuándo entrar y salir.

Tratándose de movimientos cortos, lo recomendable es no apalancarse demasiado y asumir la falta de espacio para operar. Conviene pensar en los pivotes como niveles fugaces entre resistencias y soportes mayores.

9. Atención a los gaps

No es extraño encontrar gapshaciendo trading en temporalidades bajas, aunque también aparecen en gráficas diarias. Estos “huecos” en el precio suelen aparecer al abrir el mercado, dando un salto desde la cotización del cierre anterior.

¿Cómo se puede aprovechar un gap? En el trading intradía, los gaps suelen recuperarse, siendo lo más probable que el mercado vuelva al punto de cierre. En el corto plazo (5, 10 ó 15 minutos, por ejemplo), la probabilidad es significativamente inferior.

10. El tamaño de las velas importa

El trading basado en el movimiento del precio responde en gran medida a los patrones de velas japonesas. Una de las variables más elementales a tener en cuenta es el tamaño de las velas.

En general, un rango formado por velas cortas vaticina un movimiento fuerte del mercado: a mayor rango y menor tamaño, mayor fuerza. En el caso de velas largas suelen desvelar soportes y resistencias ocultas, aunque para operar en función de este tipo de velas es preferible utilizar indicadores que complementen el análisis.

Trends