:)

Baja California

La Paz padece cada día falta de agua

Requiere inversiones en las presas para poder recargar agua de lluvia

Published

on

Foto: Alberto Cota

LA PAZ, Baja California Sur. La falta de agua que padecen las familias de esta ciudad cada día es más grave, al grado de que la gente debe bañarse con agua de garrafón, acudir con familiares o con amigos a lavar la ropa, colocar depósitos en los patios para almacenar el líquido, comprar a pipas de particulares y dosificarla para las necesidades más elementales.

Pese a que el problema de abasto de agua en La Paz viene de décadas, se recrudeció desde hace poco más de dos años y con mayor severidad durante el verano, cuando aumenta el consumo.

Expertos señalaron que los 29 millones de metros cúbicos que ingresa el Sistema Operador de Agua de La Paz a las redes de distribución son suficientes para abastecer a toda la ciudad durante las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Lee: Ante escasez de agua, industriales de NL la aportarán de sus pozos privados

Sin embargo, al menos 40 por ciento del líquido se pierda en fugas y de los aproximadamente 950 litros por segundo que envían los 34 pozos que abastecen a la ciudad, a los usuarios sólo les llegan entre 570 y 600.

Y el efecto de estas fugas, no solo disminuye la disponibilidad, también afecta la presión en las tuberías, de tal modo que colonias enteras solo reciben un pequeño chorro sin fuerza, insuficiente para subir a los tinacos.

A lo anterior, habría que sumarle que de las poco más de 96 mil tomas, menos el 60 por ciento tiene medidores que funcionen y de éstos solo 35 por ciento paga el servicio de manera regular.

En la red de distribución de la ciudad hay 18 circuitos, en las colonias de reciente creación esta infraestructura se encuentra en buen estado, pero en el resto sumamente deteriorada; algunas válvulas ya no sirven y en algunos tramos los tubos tienen más de 50 años y algunos son de asbesto, un material en desuso, señaladocomo nocivo para la salud.

Con todo y que el acuífero de La Paz presenta un déficit de 15.5 millones de metros cúbicos de agua al año, en los hechos el Organismo Operador sigue extrayendo casi ciento por ciento de la dotación autorizada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que es de 33 millones, ingresando a la red un volumen de aproximadamente 29 millones, lo que ha provocado que de los 34 pozos que opera para surtir de agua potable a la población.

Casi 30 por ciento tienen en la actualidad más de dos mil partes por millón de sal, una cifra que rebasa en un 100 por ciento la Norma Oficial Mexicana.

Recientemente, la titular de la Comisión Estatal del Agua, Tatiana Davis, anunció que el gobierno del estado aportaría recursos para los estudios de factibilidad de una presa en la sierra del Novillo.

Lee: La industria lechera y cervecera agrava la escasez de agua en La Laguna: AMLO

En algunos pozos, los más cercanos al mar, hay hasta 6 mil partes por millón de sales, por lo que este líquido deber ser mezclado a la hora de la distribución con el de otros, a fin de reducirle la salinidad, un propósito no se logra en un 100 por ciento.

Pero la rehabilitación de la red y la mejora en la eficiencia de la distribución tampoco resolverían el problema de fondo; para ello, se requieren de obras de recarga o desalinizadoras.

En el primer caso, el Comité Técnico de Aguas Subterráneas (Cotas) deLa Paz junto con la Conagua y organización de la sociedad civil buscaron sitios adecuados para la construcción de presa, encontrando 4 con condiciones favorables en la Sierra del Novillo, en los lugares conocidos como La Palma 1, La Palma 2, Santa Cruz y la Barrosa, cuya construcción requiere de mil 500 millones de pesos, con una capacidad de almacenar 14.5 millones de metros cúbicos que lo mismo se podrían destinar para la recarga de los mantos acuíferos que a la potabilización y posterior ingreso a la red de distribución de la ciudad.

Este proyecto fue rechazado por la Conagua debido a que el despacho externo que envió a verificar los sitios, emitió una opinión no favorable, sin haber estudiado los anteproyectos.

La opción de desalar agua de mar para el consumo humano es más complicada, debido a las presiones que sobre este tipo de proyectos aplican los grupos ambientalistas con el argumento del impacto en los ecosistemas costeros; en la actualidad, el costo de un metro cúbico de agua en una planta desaladora es de entre 22 y 30 pesos, mientras que al Organismo Operador el costo por metro extraído de los mantos acuíferos le representa aproximadamente 35 pesos.

Hace algunos años, el departamento de Ingeniería de la UNAM hizo los estudios para ver la factibilidad de la construcción de una planta Desaladora en La Paz y los probables sitios en donde se afectará menos los ecosistemas costeros, resultando como el más adecuado el ubicado en la zona de Chametla y El Centenario.

Recientemente, dos particulares realizaron estudios para este mismo proyecto que habrían costado más de 7 millones de pesos, aunque a la fecha no se conocen los resultados.

Entre tanto, el déficit del acuífero sigue en aumento, crece le incursión de agua marina a los mantos freáticos y colonias enteras siguen padeciendo del vital líquido, con el riesgo de que la situación se agrave aún más, debido a que este año las lluvias podrían ser menos copiosas a causa del fenómeno de La Niña.

Elías Medina | El Sudcaliforniano