:)

Negocios

El gobierno de Nuevo León suspende rastro de Monterrey por extraer agua ilegalmente

Ahí se sacrifican 600 reses por día y para cada una de ellas se requieren mil litros de agua

Published

on

Foto: Cuartoscuro

MONTERREY, Nuevo León. Debido a que operaba con tres pozos ilegales, el gobierno de Nuevo León desconectó de la red de agua al rastro municipal, que consumía tres millones de litros de agua mensualmente.

El gobernador Samuel García Sepúlveda ordenó la suspensión de actividades del lugar y condenó los actos ilegales que se agravan, debido al desabasto del líquido que vive la entidad desde hace meses.

“En plena crisis de agua, no tienen madre, se acabó”, expresó Samuel García a través de un video difundido en redes sociales sobre el rastro.

Lee: La industria lechera y cervecera agrava la escasez de agua en La Laguna: AMLO

En ese rastro se sacrifican 600 reses por día, que requieren el uso de mil litros cada una para el acto.

García Sepúlveda hizo alusión al negocio de gran magnitud y la corrupción por parte de los administradores del rastro que por décadas robaron agua.

“La cantidad de agua gigante, bestial, que consume con pozos ilegales para darle de tomar a miles de reses, y luego cuando las matan limpiar el sangrerío, el cochinerío, el canal, el rastro, y todos los días sacando agua, litros y litros, que en lugar de llegar a tu casa se usan para el bolsillo, para el negocio de una empresa”, indicó.

El rastro de Monterrey es operado por una empresa particular desde 2002 y de acuerdo con Samuel García, se enteraron de que acudirían y taparon los pozos con cemento y tinacos, pero fueron descubiertos por personal del estado, el cual prepara una denuncia contra los operadores del lugar.

En los últimos días, el estado ha descubierto pozos ilegales, en lo que se ha denominado el huachicoleo de agua.

David Casas, corresponsal / El Sol de México