:)

Inteligencia Artificial

Científicos estadunidenses cultivan plantas de alimentos en la luna

Realizan simulaciones para después lograr las granjas lunares que proveerán de frutas y verduras con un sabor muy similar a las que se cosechan en la Tierra

Published

on

Foto: EFE

Por primera vez, un grupo de científicos estadounidenses, liderado por Rob Ferl, de la Universidad de Florida, consiguió que la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (NASA) le cediera 12 gramos de polvo de la luna para cultivar plantas de alimentos.

En el experimento, el norteamericano comparó la evolución de semillas de Arabidopsis Thaliana, que es un tipo de berro autóctono de Eurasia y África, en el suelo lunar y en otras cuantas muestras de ceniza volcánica de la Tierra, que cabe recalcar tienen unas características similares.

Los investigadores lograron comprobar que las plantas germinaban en el suelo lunar, y constataron que crecían peor que en la ceniza terrestre, entonces las que estaban en el suelo lunar tardaron más en crecer y en desarrollar sus hojas, además de que tenían sus raíces atrofiadas a comparación de las que estaban en tierra volcánica.

Lee: Raquel Reyes es una mexicana que colabora con la NASA por amor al espacio y la ingeniería

Recalcaron que algunas plantas cultivadas en el polvo de la Luna llegaban a tener una forma y un color similar a las que se planteaban en las cenizas, aunque otras aparecían atrofiadas y contenían pigmentos negros y rojos, lo cual indica un cierto nivel de estrés.

Cuando el grupo de científicos realizó un análisis genético a tres plantas de tamaño pequeño y más oscuras, lograron observar que estas contenían más de un millar de genes a niveles diferentes que los de los ejemplares que estaban creciendo en el suelo volcánico, y que en su mayoría eran relacionados con el estrés.

De igual manera, los científicos dedujeron que las plantas que eran cultivadas en las muestras de polvo lunar recogidas por el Apolo 11, que habían estado expuestas mucho más tiempo a la superficie lunar no crecían tan bien como las del Apolo 12 y 17, aparte de que diferían más en la expresión genética de la planta respecto a las que estaban ubicadas en la tierra volcánica.

Las plantas que contenían las muestras del Apolo 11, 12 y 17 presentaban 465, 265 y 113 genes respectivamente, de los cuales sólo el 71 por ciento se vinculaba al estrés causado por sales, metales y moléculas que son reactivas al oxígeno.

Los expertos llegaron a la conclusión de que los rayos cósmicos, además del daño del viento solar en la superficie lunar, así como la presencia que existe en ese tipo de suelo de pequeñas partículas de hierro, podrían inducir una respuesta de estrés en las plantas, además de afectar a su desarrollo.

Los autores de la investigación realizarán más estudios sobre la interacción entre plantas y el suelo lunar, con el fin de conseguir un avance para que eventualmente se logre cultivar vegetales de manera eficiente en ese tipo de superficie.

Toda la comunidad científica considera la posibilidad de cultivar en la Luna un paso esencial para que las misiones espaciales sean de una duración más larga que las actuales, y también con la idea de que los astronautas puedan producir su propia comida en el espacio sin necesidad de volver a la Tierra a reabastecerse de la misma.

Lee: Los enjuagues orales y nasales pueden actuar contra el Covid-19

De hecho, en enero de 2019 la misión china Chang´e-4, logró cultivar una planta en la Luna, pero al cabo de 8 días terrestres, la planta murió. Esta planta vivía en un recipiente especial y alunizó en la cara oculta de la Luna el 3 de enero de ese mismo año y se cree que esa mini biosfera no sobrevivió, debido a que la noche lunar es extremadamente fría.

Diego Torija /  El Sol de México