:)

CDMX

El gobierno de la CDMX gasta medio millón de pesos en un té para curar el Covid-19

La planta artemisia annua fue usada en 2020 en un ensayo diseñado por el Instituto Nacional de Nutrición

Published

on

Foto: Daniel Galeana

El gobierno de la Ciudad de México repartió a enfermos de Covid-19 bolsas de de artemisia annua, una hierba que probó en un ensayo clínico y que aún desconoce si es útil como tratamiento contra el coronavirus.

A finales de la segunda ola de contagios de Covid-19, en febrero de 2021, el kit que se entregaba en los kioscos de salud a las personas con resultado positivo contenía medicamentos y una bolsa de té de ajenjo dulce (Artemisia annua).

El gobierno local gastó 558 mil pesos en la compra de bolsas del té contra el Covid-19, según consta en la solicitud vía transparencia con folio 0321500031821.

Lee: El PRI exige castigar la falsificación de certificados de la vacunación de Covid-19

En 2020 adquirió 860 bolsas de “tisanas de 60 gramos artemisia plus redmexplan (artemisia annua, echinacea, purpurea, urtica, urens var, angustofolia)” y en 2021 adquirió mil bolsas más de “tisana de Artemisa annua + te chai bolsa con 60 gramos, mezcla de plantas aromáticas en corte té para consumo humano como suplemento alimenticio”.

No es el único ensayo que ha emprendido la administración local. Como informó este diario, el gobierno repartió durante un año 223 mil 274 tratamientos con Ivermectina, medicamento que no tuvo el respaldo de la Organización Mundial de la Salud, para su uso en el combate a la pandemia, a personas que resultaron positivas a la prueba de Covid-19 realizada en kioscos.

La planta artemisia annua lo sometió en 2020 a un ensayo clínico diseñado y ejecutado por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), pero hasta el momento no tiene resultados de su eficacia para el fortalecimiento del sistema inmune, según lo revela un resumen del estudio en pacientes con el virus SARS CoV 2.

El ensayo incluyó a 246 personas que dieron positivo a Covid-19 y que tenían al menos una comorbilidad para conocer si la Artemisia Annua funciona en el combate al coronavirus. También probó con el activo Mesilato de Camostato.

Los primeros resultados del estudio, obtenidos por este diario vía transparencia, muestran que las personas a las que se aplicaron los tratamientos tuvieron menos complicaciones de la enfermedad; sin embargo, un año y medio después, el gobierno continúa el análisis de resultados de laboratorio y otros clínicos.

La información proporcionada por la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la CDMX (Sectei) agrega que en el caso de la Artemisia, se extendieron los estudios para evaluar el potencial de la planta en el fortalecimiento del sistema inmune.

La Artemisia annua, cuyo elemento activo es la artemisinina, es un té que se usa ampliamente para combatir la malaria, la Organización Mundial de la Salud recomienda su utilización en tratamientos combinados contra el paludismo. Y el Mesilato de Camostato es un medicamento aprobado en Japón y Corea de Sur para el tratamiento de pancreatitis.

Lee: Marina del Pilar Ávila pone en marcha la primera clínica de atención Covid-19 en Baja California

El ensayo clínico fue anunciado en septiembre de 2020 por el gobierno local y el director del INCMNSZ. En ese momento, cuando a la Ciudad de México todavía no llegaba la vacuna contra el coronavirus, las autoridades locales señalaron que el trabajo se realizaría con una base científica y sólida que permitiera la aplicación del protocolo de investigación. Uno de los objetivos del proyecto fue coadyuvar en el tratamiento inicial de personas positivas en Covid-19 con síntomas de leves a moderados.

Inicialmente, el proyecto planteó que 360 pacientes mayores de 18 años con alguna comorbilidad (diabetes, hipertensión u obesidad) participaran en el análisis de manera voluntaria; sin embargo, la solicitud de transparencia con folio 090162722000050 apunta que participaron 246. De manera aleatoria se seleccionaron 124 para el grupo de pruebas con Artemisia y 122 para el de Mesilato de Camostato.

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México informó a este diario que los servicios de salud locales colaboraron en la búsqueda e identificación de pacientes ambulatorios que reunieran los requisitos, para entonces invitarlos al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

El grupo de pacientes que consumió el té de Artemisia annua presentó una disminución de dos o más puntos en la escala de medición de la enfermedad de Covid-19. Y de las personas que usaron el Mesilato, el número de hospitalizaciones, requerimientos de oxígeno y fallecimientos fue menor en comparación con el grupo al que se le aplicó un placebo, aunque las autoridades consideraron que las diferencias no fueron significativas y no especificaron la cantidad exacta de casos.

Karla Mora | El Sol de México

Trends