:)

Inclasificables

La marca francesa de ropa Sezane se burla de oaxaqueñas para filmar un comercial

El INPI dijo que buscará a los responsables de haber atacado a las mujeres zapotecas

Published

on

Foto: Especial

El estilo y la moda están siempre en tendencia y boca de todos, sin embargo para esta ocasión la industria fashionista dio de qué hablar debido a una actitud discriminatoria en contra de dos mujeres zapotecas de Oaxaca por parte de la marca francesa de ropa Sezane.

El 8 de marzo pasado, la firma francesa prestó algunas prendas de su nueva temporada a dos mujeres de los Valles Centrales de Oaxaca, sin embargo este “préstamo” no resultó para enaltecer su porte o carácter, sino para mofarse de su imagen.

Luego de prestarles las prendas, los trabajadores de Sezane, quienes intentaban grabar un comercial para su nueva línea temporada, se burlaron de las mujeres oaxaqueñas luego de que les pidieran que bailaran de una forma un tanto ridícula para realizar capturas de video y fotografías.

Lee: Levi’s usó diseños indígenas de Oaxaca sin autorización

Mientras las mujeres danzaban, los integrantes de Sezane se mofaban de ellas. En un video difundido en redes sociales se puede observar al equipo modista riéndose frente a las zapotecas.

Debido a estos hechos, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) condenó el uso indebido de la imagen de las mujeres zapotecas, por lo que anunció que “se dialogará con las autoridades de Teotitlán y las personas agraviadas para emprender un recurso jurídico, de conformidad con la ley”.

Expuso que estas acciones de Sezane atentan contra la dignidad de los pueblos y comunidades y refuerzan los estereotipos racistas sobre la cultura y las tradiciones indígenas.

El INPI citó a la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en su artículo 2, que indica que “los pueblos y las personas indígenas son libres e iguales a todos los demás pueblos y personas y tienen derecho a no ser objeto de ningún tipo de discriminación en el ejercicio de sus derechos, en particular la fundada en su origen o identidad indígenas”.

Hizo un “enérgico llamado” a las marcas y empresas privadas a cesar la explotación de la imagen de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas como capital cultural, “pues no son objetos de indumentaria, sino sujetos de derecho público poseedores de un vasto patrimonio cultural y conocimientos tradicionales”.

En un comunicado, la fundadora de la marca Sezane, Morgane Sezalory, extendió su más “profunda disculpa”, por la situación ocurrida con las mujeres zapotecas.

En el texto difundido en Instagram, la diseñadora expresa que su intención era compartir con su comunidad la admiración y profundo respeto que siente hacia las mujeres zapotecas.

Lee: Indígenas en Nayarit denuncian discriminación política

“Mi única intención desde que comencé a trabajar ha sido expresar las cosas de la manera más hermosa/correcta posible, con todo mi corazón y pasión”, se lee en el comunicado.

Rodrigo Carmona | El Sol de México