:)

Inclasificables

Siguen inservibles las plantas tratadoras de Acapulco, pese a un importante anuncio de inversión

El proyecto presentado en Abu Dhabi sólo quedó en anuncio, ya que continúa la contaminación con descargas de aguas negras a la bahía

Published

on

Foto: Martín Gómez

ACAPULCO, Guerrero. Las plantas tratadoras de aguas residuales de Acapulco siguen sin funcionar, lo que ha provocado que sigan los problemas de contaminación de las playas a través de los escurrimientos de miles de litros de aguas negras que no son tratadas en un cien por ciento por el deterioro de los sistemas que tienen las plantas.

Ello, a pesar de haber sido considerado dentro de la inversión millonaria anunciada en agosto de 2020 por el gobierno federal y en el proyecto que la alcaldesa Adela Román Ocampo presentado en Abu Dhabi.

El director del área operativa de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), Antonio Castillo, dijo que en Acapulco hay 25 plantas tratadoras y de estas, sólo cinco de están en un proceso de rehabilitación en su sistema de tratamiento de las aguas.

Lee: Norma sobre aguas residuales tendrá graves repercusiones económicas: Concamin

En julio del 2019, el exdirector de la Capama, Leonel Galindo González, informó que se requería de una inversión de 700 millones de pesos para solucionar el problema de las plantas tratadoras de aguas residuales, al mismo tiempo terminar con el problema de las descargas a las playas.

Entre las plantas tratadoras que se encuentran deterioradas en su sistema y que están ocasionando problemas de contaminación al no tratar en un 100 por ciento el agua residuales, son La Límite Sur, Colosio, Piedra Roja, Paso Limonero, así como la de Aguas Blancas la cual sólo tiene un tratamiento de sus aguas negras en un 70 por ciento según lo declarado por el funcionario de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio.

Otra de las plantas que se mantiene dentro de una infuncionalidad en el tratamiento de las aguas negras es La Mira, la de Ciudad Renacimiento, la cual ha sido parte de la contaminación del río de La Sabana, la de Real Hacienda donde van a parar miles de litros de aguas negras generadas por más de seis mil familias que viven en ese lugar.

El mal funcionamiento de las plantas ha provocado problemas de contaminación de playas que en ocasiones resultan no aptas para el disfrute de turistas y propios acapulqueños, así como de ríos entre éstos el de La Sabana.

Además de lagunas, entre ellas la de Pie de la Cuesta y la laguna negra de Puerto Marqués, donde hay una planta que tampoco funciona al 100 por ciento, según el representante del organismo operador del agua potable en Acapulco.

A menos de un mes de que concluya la presente administración, ninguno de los proyectos que estaban encaminados a resolver el problema de las plantas tratadoras de aguas negras se concretó, esto a pesar que fueron anunciados a principios del 2019 por la propia alcaldesa Adela Román Ocampo, y por el propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador durante su gira en donde supervisó los trabajos de remodelación del Parque Papagayo.

En Acapulco hay algunas plantas tratadoras que operan a una muy baja capacidad, mientras que otras como la de Piedra Roja y Límite Sur están fuera de operación en el tratamiento de las aguas residuales.

La planta de la Unidad Habitacional Vicente Guerrero 200, es otra de las 25 que hay en Acapulco que funciona a menos del 50 por ciento, la planta del Kilómetro 30, según reportes funciona en un 25 por ciento.

Lee: Un invento en Aguascalientes: Las plantas sembradas en las parcelas producirán electricidad

La contaminación ocasionada por el mal funcionamiento de las plantas tratadoras de aguas residuales ha causado problemas de contaminación en playas como la Olvidada, donde desembocan miles de litros de aguas crudas provenientes de la planta La Mira.

Antonio Castillo, director del área operativa de la CAPAMA, recalcó que hay una inversión federal, estatal y municipal en este momento en cinco plantas y la aplicación de recursos, seguirá en el puerto para el 2022.

Manifestó que además de las plantas tratadoras, en Acapulco hay cinco cárcamos que también están considerados en los proyectos de rehabilitación con la inversión federal anunciada en el 2019, dijo el funcionario.

Enrique Hernández | El Sol de Acapulco