:)

Política

La sequía aviva la disputa por agua entre Nuevo León y Tamaulipas

El gobernador electo de la entidad neolonesa, Samuel García Sepúlveda, advirtió que no entregará agua a Tamaulipas en 2022

Published

on

Foto: Municipio de Camargo / IG: @samuelgarcias

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas. La falta de lluvias en el noreste de México ha avivado la disputa entre Tamaulipas y Nuevo León por el embalse del río San Juan que alimenta la presa “El Cuchillo” en el municipio de China.

Al respecto, el gobernador electo de la entidad neolonesa, Samuel García Sepúlveda, advirtió que no entregará agua a Tamaulipas el próximo año.

La irregularidad de lluvias ha afectado al distrito 026 Bajo Río San Juan en Tamaulipas, el cual está integrado actualmente por 248 mil 391.70 hectáreas de superficie de riego agrícola.

Lee: El Desemboque de los Seris ya tiene agua potable y su carretera solicitada hace 20 años

El secretario de Desarrollo Rural de Tamaulipas, Ariel Longoria García, explicó que el agua del río San Juan les corresponde a ambos estados y está bajo el control de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que es la que decidirá si son o no necesarios los trasvases.

Indicó que existen reglas establecidas para el uso del recurso agua desde antes de que fuera concebida la presa “El Cuchillo“, la cual se levantó con el fin de garantizar el abasto a la cuenca y evitar el desperdicio del embalse del río San Juan.

“Hay acuerdos, estos se firmaron antes de empezar la presa, fue a finales de la década de los 80, se firmaron para que pudiera Nuevo León hacer la presa dado que se iba interrumpir el flujo del río hacia a Tamaulipas y a la vasta Cuenca del distrito 025 que son federales, no estatales”, recordó.

Sostuvo que en la toma de decisiones sobre el uso del recurso agua en esta como en todas las cuencas, se toma el parecer de los involucrados como son Nuevo León, Tamaulipas y la Conagua.

Desde 1996, dos años después de que fuera puesta en servicio, se vivió el primer conflicto por la ausencia de lluvias en la zona, situación que se ha presentado desde hace cuatro años por lo que ambas entidades se están viendo afectadas por una intensa sequía.

Los protagonistas del primer desencuentro fueron los gobernadores Sócrates Rizzo y Manuel Cavazos Lerma, de Nuevo León y Tamaulipas, respectivamente quienes públicamente manifestaron sus posturas.

La presa mencionada fue concluida en la primera mitad de la década de los 90 y se concibió para beneficiar las actividades agrícolas en ambas entidades, entre ellas, la región más vasta en producción de sorgo como es el distrito 025 en el norte de Tamaulipas con más de 550 mil hectáreas de sorgo.

Lee: El gobierno de López Obrador olvida el proyecto hídrico de Aguascalientes

De acuerdo con datos de la Conagua, la presa “El Cuchillo” tiene una capacidad para mil 123 hectómetros cúbicos de agua y es operada por Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey para su distribución en la Zona Metropolitana de Monterrey, mediante la instalación de la central de bombeo.

Víctor Alva | El Sol de Tampico