:)

Política

El gobierno de López Obrador impulsa obras en municipios morenistas

Entre los proyectos destacan la construcción y renovación de campos de béisbol en los municipios de Balancán, Jalpa de Méndez y Cunduacán

Published

on

Foto: Cortesía Presidencia

Como no queriendo la cosa, municipios y estados, así como candidatos a esos puestos públicos de Morena, partido de donde surgió el presidente Andrés Manuel López Obrador, utilizaron las obras y acciones emprendidas por la administración federal para “hacer caravana con sombrero ajeno” y presumirlas como propias para intentar convencer al electorado, con miras a los comicios del 6 de junio próximo.

La mañana del lunes 11 de enero, el alcalde de Fresnillo, Zacatecas, Saúl Monreal Ávila, anunciaba el programa “Va por Fresnillo”, un paquete de 100 obras públicas con una inversión de 330 millones de pesos.

La mayoría de los recursos no salió de las arcas municipales sino del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) que opera la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Lee: Morena asegura que nunca propuso nacionalizar las afores

Como sucede en estos casos, el gobierno municipal presumió las gestiones del alcalde de Morena para llevar los recursos federales a los pobladores del municipio.

Casi dos meses después, el 5 de marzo, el hermano del senador Ricardo Monreal y del candidato a la gubernatura de Zacatecas, David Monreal, se separó de su cargo para buscar la reelección.

Al igual que en Fresnillo, este año el gobierno de la llamada Cuarta Transformación, a través del PMU de la Sedatu, ha inyectado sumas millonarias a otros municipios para construir o renovar mercados, escuelas, hospitales, corredores comerciales, centros comunitarios, casas de cultura, parques, plazas públicas, deportivos y hasta estadios de béisbol.

morena

La mayoría de las demarcaciones beneficiadas tiene dos cosas en común: Morena las gobierna y tendrán elecciones el 6 de junio próximo.

Hasta la actualización del 21 de abril, el portal de Compranet arrojaba que la dependencia a cargo de Román Meyer Falcón había entregado 49 contratos para proyectos de infraestructura por un monto de cuatro mil 402 millones de pesos: 46 se asignaron entre el 11 y el 28 de enero y tres más el 26 de marzo.

Los 49 convenios amparan obras en 32 municipios de Baja California, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Puebla, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas.

Además, 25 son gobernados por Morena, tres por el PRI, dos por el Verde, uno por el Partido del Trabajo y otro más por Movimiento Ciudadano. Hablando de dinero, ocho de cada 10 pesos invertidos por la Sedatu hasta abril de este año se usan para mejorar regiones gobernadas por Morena.

El proyecto más costoso es la construcción de un parque lineal en las márgenes del Río Grijalva, en Villahermosa, municipio de Centro, por el que Sedatu pagó 348 millones de pesos a la empresa Calzada Construcciones S.A. de C.V.

Lee: Morena quiere nacionalizar afores para financiar el Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas

El 5 de febrero, Meyer Falcón viajó a la capital tabasqueña para dar el banderazo de salida, acompañado del gobernador Adán Augusto López Hernández y el alcalde Evaristo Hernández Cruz, ambos emanados de Morena.

En ese momento, Hernández Cruz buscaba repetir en el cargo, pero una resolución del Tribunal Electoral federal cortó sus aspiraciones al inhabilitarlo seis años para ser candidato a un cargo de elección popular por ejercer violencia política de género contra la diputada local del PRD, Dolores Gutiérrez Zurita.

Villahermosa no es la única región beneficiada por el gobierno de AMLO

La Sedatu financia proyectos de mejoramiento urbano en los municipios de Cunduacán, Comalcalco, Teapa, Balancán, Paraíso, Huimanguillo, Jalpa de Méndez y Tenosique, todos gobernados por Morena.

De la bolsa de cuatro mil 402 millones de pesos erogados por la dependencia federal, mil 700 millones se destinaron al Edén mexicano, esto es, 39 por ciento de los recursos.

Entre las obras destacan la construcción y renovación de campos de béisbol, deporte predilecto del presidente López Obrador, en los municipios de Balancán, Jalpa de Méndez y Cunduacán.

El Estado de México es la segunda entidad con más proyectos de infraestructura. En total, la Sedatu ha destinado este año mil millones de pesos, distribuidos en 11 obras que beneficiarán a siete municipios, entre ellos los colindantes al aeropuerto que se construye en la base aérea de Santa Lucía.

La mayor parte de los recursos se concentran en Zumpango, donde se erige un mirador en la laguna del municipio, un mercado de artesanías, un corredor comercial y una escuela secundaria, además de renovarse el centro histórico.

Los otros proyectos se reparten entre Tultitlán, Tecámac, Nextlalpan, Tultepec, Jaltenco y Tonanitla. Salvo este último, que gobierna el PRI, Morena manda en el resto.

También hay alcaldes polémicos…

La Sedatu destinó a Sonora 558 millones de pesos distribuidos en siete proyectos que beneficiarán a igual número de municipios: Hermosillo, Cajeme, Bácum, San Ignacio Río Muerto, Agua Prieta, Guaymas y Naco.

Morena controla los primeros cinco en tanto que el PT gobierna Guaymas y el PRI administra Naco.

La mayor parte de los recursos se concentran en la capital sonorense para la renovación del estadio de béisbol “Héctor Espino” así como la edificación de escuelas, albergues infantiles y ciclovías.

La demarcación es gobernada por la morenista Celida López Cárdenas, quien busca la reelección y a finales de marzo estuvo en el ojo del huracán por llamar “taradas” a las mujeres que apoyan el aborto.

Jesús Alfonso Montaño Durazo, primo del candidato de Morena a la gubernatura de Sonora, Alfonso Durazo, también busca reelegirse como alcalde de Agua Prieta, donde la Sedatu construye un centro comunitario, una biblioteca y un parque lineal.

Montaño Durazo fue denunciado por el PAN el 13 de marzo por gastar casi seis millones de pesos en cerveza con dinero del municipio y reservar la información de las facturas hasta 2024.

Pero quizá el caso más notorio es el de Bácum. En 2018 ganó el morenista Rogelio Aboyte Limón, pero a unos meses de tomar posesión fue detenido y condenado a 15 meses de prisión por intentar ingresar a Estados Unidos con un pasaporte falso. Tras estar 180 días sin alcalde, el Congreso nombró a Benita Aldama López como sustituta.

Aboyte Limón está de vuelta en México y busca regresar a la alcaldía de Bácum postulado por Fuerza por México, mientras que Morena va con Gladis Francisca Miranda.

En Puebla, la Sedatu beneficia con 157 millones de pesos a la capital y con 131 millones al municipio de San Andrés Cholula, gobernados por Morena y cuyas alcaldesas, Claudia Rivera Vivanco y Karina Pérez Popoca, hacen campaña para repetir en el cargo.

El único municipio beneficiado en Chiapas es Palenque, gobernado por Carlos Morelos Rodríguez, del PVEM, que también busca reelegirse.

Para esta demarcación, donde se encuentra el rancho “La Chingada” del presidente López Obrador, la dependencia ha repartido 186 millones de pesos en dos proyectos.

El primero incluye la renovación de la imagen urbana del municipio, la construcción del parque “Santo Domingo”, dos centros de desarrollo comunitario y una ciclovía, entre otras acciones.

En tanto que el segundo corresponde a la renovación del estadio de béisbol del municipio, donde juega el equipo Las Guacamayas, del cual es directivo Pío López Obrador, hermano del Presidente.

Los municipios morenistas de Fresnillo (Zacatecas), Ensenada (Baja California) y Acapulco (Guerrero) también son beneficiados con recursos del Programa de Mejoramiento Urbano.

Lo mismo la capital de Tlaxcala, que gobierna el PRI, y los municipios hidalguenses de Tlaxcoapan y Tlahuelilpan, donde el 18 de enero de 2019 explotó un oleoducto que dejó un saldo de más de 130 muertos. Sólo en estos dos no habrá elecciones el próximo 6 de junio.

Saúl Hernández | El Sol de México