:)

Inclasificables

México crea grupo de expertos para la compra consolidada de medicinas

Este grupo de burócratas dio asesoría a varios países en adquisiciones médicas, dijo la UNOPS

Published

on

En la oficina de la ONU en México descartaron funciones paralelas al Insabi y Cofepris / Foto: Cortesía Gobierno de México

Para la compra consolidada de medicinas, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) acordó con la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) crear una nómina de gerentes, administradores y expertos en salud pública.

Sin embargo, ese grupo duplica algunas de las funciones que corresponden a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y al propio Insabi.

El grupo está integrado por dos gerentes -uno de Proyecto de Implementación y otro de Soporte Operativo-, un asistente ejecutivo de Proyecto, un oficial de comunicaciones, una oficina de coordinadores técnicos, así como especialistas técnicos en salud pública y adquisiciones.

Lee: En el Insabi, el abasto de medicinas está en manos de antropólogos y guardaespaldas

También se contempla personal de apoyo administrativo, financiero y de recursos humanos.

En el grupo de expertos técnicos hay personal con estudios y experiencia en fármaco-economía y químico-farmacia (locales e internacionales), y en adquisiciones y contratación pública, en logística, ingeniería industrial y de gestión organizacional.

“El reclutamiento y asignación de estos profesionales se realizará bajo las normas, políticas y procedimientos de la UNOPS”, dice el acuerdo de la compra.

La UNOPS cobró al gobierno de México más de dos mil 234 millones de pesos por el acompañamiento y asesoría en la compra de medicinas para el país. Una parte se destinará a la contratación del personal que trabajará en la estructura.

Desde la oficina de Naciones Unidas en México descartaron que este grupo realice funciones paralelas a las que tienen los funcionarios del Insabi y de la Cofepris.

Aseguraron que son un “grupo de expertos internacionales que acompañan a la UNOPS para realizar este servicio y ha tenido experiencia en otros países”.

El acuerdo entre el Insabi y la UNOPS indica que entre 2009 y 2020 la agencia ha acumulado experiencia con la asesoría de compra de medicinas para abastecer a entidades de salud y seguridad social de ocho países: Argentina, Brasil, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y México.

Lee: Los hospitales públicos deben comprar sus propios medicamentos para evitar el desabasto

En el caso específico de México, la oficina de Naciones Unidas asesora a por lo menos otros cinco procesos de licitación y contratación en obras como el Tren Maya, la modernización de la línea 1 del Metro, la construcción de las líneas 1 y 2 del Cablebús de la Ciudad de México y la transición al nuevo pasaporte electrónico.

Aunque la UNOPS refiere que no se trata de una burocracia paralela al Insabi y Cofepris, el reglamento de creación de la Cofepris indica que le corresponde “ejercer la regulación, control, vigilancia y fomento sanitarios” de los medicamentos e insumos para la salud.

Además, “identificar, analizar, evaluar, regular, controlar, fomentar y difundir las condiciones y requisitos para la prevención y manejo de los riesgos sanitarios”.

En la estructura acordada por el Insabi y la UNOPS, el gerente del Proyecto tiene como función “asegurarse de que el proyecto cree los productos exigidos, dentro de las tolerancias de costo, tiempo, calidad, alcance, riesgo y beneficios esperados.

“Es el responsable de preparar los documentos de inicio del proyecto, el de implementación y cada fase”, se destaca.

La coordinación técnica es responsable de que los productos tengan “la calidad apropiada, dentro de los plazos y costos determinados”. Los especialistas técnicos deben garantizar la calidad de los productos y realizan acciones de supervisión y control de calidad en licitación.

Otro de los equipos está destinado a identificar y evaluar riesgos, además de planificar respuestas para enfrentar eventos que pueden afectar la reputación de la organización.

Nurit Martínez | El Sol de México