:)

Guanajuato

Rancho de Lavanda, un campo que se pinta de morado en Mineral de Pozos

La mejor temporada para visitar el lugar es entre junio y agosto, especialmente si hay lluvias

Published

on

Campo de Lavanda

SAN MIGUEL DE ALLENDE, Guanajuato. No necesitas viajar a la Provenza francesa para encontrar hermosos campos de lavanda al lado de pueblos pintorescos. En Guanajuato existe un lugar único donde la tierra se pinta de morado por esta planta de aroma inconfundible empleada en la elaboración de perfumes y aguas de colonia.

Lleno de fragancias y con un acabado rústico se encuentra el Rancho de Lavanda, a pocos metros del centro del pueblo mágico de Mineral de Pozos.

Además de cuatro variedades de lavanda, este sitio también cuenta con plantaciones de salvia y romero. Con todas estas plantas se fabrican esencias, aceites y jabones que son utilizados para el cuidado del cuerpo.

Lee: Mineral de Pozos, el lugar fantasma que se convirtió en Pueblo Mágico

El lugar se pinta de morado cada temporada de floración (junio a agosto). Es recomendable visitarlo en esa temporada por el color que se ve además del aroma que se respira en el aire.

Ángel, un trabajador del Rancho de Lavanda, explicó a este medio que en el lugar siembran cuatro tipos de lavanda, entre ellas la lavanda holandesa y la francesa. La holandesa es la especie más común y se puede combinar con otras especies para potencializar el aroma.

La otra especie es la Provenza francesa que da un aroma de vick vaporub; además es comestible y se ocupa para ponerla en almohadas para relajar.

También está la lavanda gronze. Esta florece una vez al año y es la que hace ver el campo morado, pero sólo da flor si llueve. Si es temporada y no llueve, aunque se riegue, no florece.

Lee: ‘El Sabino’, un árbol de 400 años que da vida a San Miguel de Allende

Los campos de lavanda ayudan a la llegada de polinizadores, como abejas y mariposas. En cualquier época del año verás lavanda holandesa, pero si gustas ver el campo morado en su totalidad espera a la época de lluvias.

De ahí puedes visitar el centro de Mineral de Pozos, un lugar que por sus calles empedradas y casas antiguas te transporta a otra época.

Por Andrés Téllez Ramírez