:)

Negocios

Moody’s recorta calificación de Toluca y la pone en bono basura

La agencia calificadora Moody’s recortó la calificación crediticia de Toluca y la ubicó en B3/B1.mx, desde Ba3/Baa1.mx, como resultado de una debilidad en la administración de la entidad.

Published

on

La agencia evaluadora de riesgo crediticio Moody’s recortó la calificación crediticia de Toluca y la ubicó en B3/B1.mx, desde Ba3/Baa1.mx, como resultado de una debilidad en la administración de la entidad.

Con esta nueva valuación, los bonos del municipio se consideran basura, al no ser atractivos para invertir por el alto riesgo que representan para los inversionistas.

Moody’s también bajó a b3, desde ba3, su evaluación del riesgo crediticio base y mantuvo una perspectiva negativa para Toluca.

“Las bajas reflejan la perspectiva de Moody’s sobre debilidades en las prácticas de administración del municipio, especialmente en la planeación y presupuesto, que han llevado a un deterioro mayor a lo esperado de la posición de liquidez del municipio en 2020”, expuso la firma en un comunicado.

Lee: AT&T cambiará el juego para las mujeres en México: Mónica Aspe

Las evaluadoras de riesgo son entidades privadas que evalúan la solvencia económica de empresas, privadas o públicas; de estados, municipios, el gobierno o de instituciones bancarias y de seguros.

Para ello, otorgan una evaluación que demuestra qué tan buen pagador es la persona, empresa o país que está adquiriendo la deuda, y funciona como referencia en estándares internacionales para atraer o no más inversionistas.

Al tener una nota negativa, las condiciones para adquirir un crédito suelen ser más complicadas, dado que se pueden obtener altas tasas de interés o, en el peor de los casos, puede ser negado el financiamiento.

De acuerdo con Moody’s, las presiones de liquidez de Toluca provienen, principalmente, de un pronunciado deterioro en el desempeño operativo, derivado de la contracción de los ingresos en 2020 y de la falta de ajustes en el gasto.

Resaltó que el presupuesto del municipio para 2021 incluye recortes “muy modestos” en el gasto corriente, los cuales afectarán los resultados operativos de los próximos meses, dadas las expectativas de una lenta recuperación en los ingresos.

“La flexibilidad operativa de Toluca seguirá estando limitada en 2021 por la necesidad de cubrir los pagos insolutos al sistema de pensiones del estado, contingencias de la compañía de agua y adeudos de ejercicios fiscales anteriores”, detalló la agencia.

Puntualizó que la perspectiva negativa refleja la expectativa de que los déficits operativos continuarán presionando la liquidez, la cual es probable que se siga debilitando en 2021 en medio de presiones fiscales.

Para mejorar la calificación del municipio, Moody’s consideró necesario contar con un plan para aliviar su situación financiera, además de implementar controles de costos que reduzcan significativamente sus déficits operativos.

No obstante, aclaró, la nota puede reducirse aún más si el indicador de liquidez continúa disminuyendo y aumenta el riesgo de que Toluca no pueda pagar sus créditos de corto plazo.

Publicidad

Trends

Publicidad