:)

Seguridad

La Secretaría de Marina continúa con el dragado de ríos en Tabasco

Elementos de la Secretaría de Marina (Semar) trabajan en el dragado de los ríos del estado, a fin de disminuir los efectos de las inundaciones que se registran cada año

Published

on

PARAÍSO, Tabasco. Aun con las lluvias constantes y temperaturas ambientales de más de 35 grados Celsius, elementos de la Secretaría de Marina (Semar) trabajan en el dragado de los ríos del estado, a fin de disminuir los efectos de las inundaciones que se registran cada año.

Hasta el momento, la labor de los marinos tiene un avance de 37 por ciento en el río Grijalva y de 6.0 por ciento en el río González.

En un recorrido con elementos de la Semar por el río González, en Chiltepec, se constató el trabajo que realiza la draga Montebello, misma que puede funcionar las 24 horas del día y que tiene la capacidad de desazolvar más de tres mil 200 metros cúbicos de sedimentos por hora.

De acuerdo con el capitán Alex Peláez Landa, se trata de uno de los nueve cauces que el gobierno federal marcó como prioridad y en la que se tiene planeada la extracción de dos millones de metros cúbicos de sedimentos al terminar en agosto, dependiendo de las condiciones climáticas.

Lee: San Miguel de Allende iluminará de verde su parroquia para celebrar el Día de San Patricio

“El dragado corresponde a una parte para disminuir posibles consecuencias de inundaciones a futuro, sin embargo no es una solución integral”, aclaró.

Desde el 25 de enero pasado, la Semar, con apoyo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), puso en operación en ambos ríos su plan de dragado para aumentar el caudal de desfogue de las corrientes en la entidad, mismo que afectó a 147 mil 476 personas, según datos de Protección Civil.

Esto ocurrió luego de que en noviembre de 2020, Tabasco sufrió una serie de inundaciones por diversos desbordamientos de ríos a causa de las intensas lluvias y por el desfogue de la presa Peñitas.

Esa decisión del gobierno federal que fue criticada luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció haber optado por “inundar” zonas indígenas y pobres del estado para tratar de evitar mayores daños en Villahermosa.

En Tabasco viven más de dos millones de habitantes y 43 por ciento habita en zonas rurales.