:)

Capital

Iglesias del Estado de México reanudan celebraciones, pero dan “ceniza para llevar”

Toluca, Estado de México. Mientras que por un lado se reanudan las bodas, bautizos y XV años en iglesias de toda la entidad, por el otro se adaptaron las disposiciones sanitarias para que se reparta “ceniza para llevar”.

Published

on

Toluca, Estado de México. Mientras que por un lado se reanudan las bodas, bautizos y XV años en iglesias de toda la entidad, por el otro se adaptaron las disposiciones sanitarias para que se reparta “ceniza para llevar”.

Con el semáforo en naranja y con medidas sanitarias contra la pandemia de Covid-19, los templos católicos del Estado de México reanudaron este domingo dichas ceremonias, sin exceder 30 por ciento la capacidad de asistencia en los recintos.

El titular de la arquidiócesis de Toluca, monseñor Francisco Javier Chavolla Ramos, dio a conocer en un comunicado que las iglesias, parroquias y rectorías podrán efectuar esas celebraciones, además de realizar horas santas, con la exposición del Santísimo, siempre que se cumpla con el aforo permitido.

El clero mexiquense aclaro, sin embargo, que tanto los representantes de la iglesia como los feligreses deberán atender medidas de precaución, como evitar el saludo de la paz, además de que la comunión no se dará como hasta antes de la pandemia, sino que se entregará en mano.

Lee: Las bodas aumentaron en Salamanca, pese a la pandemia de Covid-19 en Guanajuato

En el caso de las celebraciones con motivo de los XV años no deberá haber los chambelanes tradicionales ni se comprobará la presencia de fotógrafos después de las misas, con el fin de evitar aglomeraciones.

La arquidiócesis de Toluca insistió en que se tendrá que guardar la sana distancia y los bautismos se deberán realizar en pequeños grupos, no mayores a cinco personas.

En cuanto a las uniones matrimoniales sí se podrá que los novios se tomen de las manos, pero también vigilando en todo momento las medidas sanitarias con los demás asistentes. Para que la autoridad religiosa otorgue estos servicios, es obligatoria la firma de una carta-compromiso en la que se establece que no se hará ningún tipo de celebración.

En cuanto a la toma de ceniza, diversas parroquias e iglesias de la capital mexiquense comenzaron con la repartición de ceniza individual a fin de celebrar esta festividad religiosa con fuerte arraigo entre la población católica mexicana.

Los fieles podrán “imponérsela (la ceniza) a sí mismos después de un momento de reflexión o llevarla a sus hogares para vivir una celebración con sus familiares impedidos por enfermedad, discapacidad o alto riesgo de vulnerabilidad”.

Lo mismo pasa en templos y parroquias de León y San Miguel de Allende, en Guanajuato, donde inició la repartición en casas de empaques con ceniza para evitar que acudan en familia a los templos este miércoles 17 de febrero.