:)

Guanajuato

San Miguel de Allende y Morelia son los destinos ideales para una boda pop up

El turismo de romance se transformó con la llegada del Covid-19, algunas wedding planners para descubrir sus nuevas modalidades en bodas

Published

on

Este destino ha sido uno de los más solicitados para bodas en los últimos años. / Foto: Archivo

Con motivo del Día de San Valentín te compartimos algunas ideas para celebrar bodas, hacer las maletas y hasta casarte en el marco del Covid-19 y sin salir del país. Algunas wedding planners nos dieron los detalles.

“San Miguel de Allende es un destino por excelencia porque hay todo tipo de lugares para bodas pequeñas y grandes, porque tiene iglesias increíbles, villas, casas haciendas, y la presa Allende, además de sitios como el hotel Dos Casas (con habitaciones con terrazas privadas) para realizar la celebración”, nos comentan en entrevista para Viajero, las organizadoras de pop up weddings, Sandra Vázquez y Guadalupe Álvarez, de Pop Up Weddings México y Penzi Weddings.

De acuerdo con ellas, y en el marco de la celebración del 14 de febrero en medio de la pandemia por Covid-19, este destino ha sido uno de los más solicitados para bodas en los últimos años: “las listas de espera para realizar una fiesta podían llevar meses incluso años, ya que aquí cada fin de semana se realizaban alrededor de 20 bodas. Hoy, es la oportunidad para lanzarse a la aventura y realizar una boda privada, con sólo tus seres cercanos y disfrutar en una burbuja de seguridad”.

Lee: La comunidad canadiense tiene un gran arraigo en San Miguel de Allende

¿Pero qué es una boda pop up y cómo se transformó el trabajo de wedding planer?

“Una boda pop up es una boda que no lleva mucha planeación que se puede hacer rápido, se puede hacer donde sea, cuando sea y como sea, puede ser en una montaña o antes de tirarte de un avión con paracaídas, las opciones son muchas. Es un concepto que se maneja mucho en Europa pero que llego a México desde el año pasado”.

Este concepto nació en Portugal con Rui Motta Pinto, y ahora son muchos países los que las realizan. Estos eventos consideran un máximo de 15 personas y se trata básicamente de la ceremonia, y un pequeño brindis, con opción a alargarse si se quiere tener una comida o cena (actualmente, mientras las autoridades lo permitan debido a protocolos de seguridad), y dura aproximadamente de dos a tres horas.

Lee: Guanajuato revoluciona las bodas para atraer turismo y reactivar la economía

En Morelia

Por su parte, Morelia se autodefine como un destino de romance asegurando que la capital michoacana te transporta al siglo XVIII: “En el destino pueden festejar su día especial en una imponente catedral o bien en una iglesia de época. Existen recintos y lugares llenos de romance que se convertirán en el escenario perfecto para que cada boda sea toda una joya virreinal”. Y aunque actualmente los eventos están suspendidos debido a la emergencia sanitaria, Tatiana Ruano, Wedding Planner de Morelia ya labora en las nuevas tendencias del turismo de romance para garantizar la seguridad y el bienestar de los asistentes.

“Casarse en Morelia es toda una experiencia de principio a fin. Entre los lugares que las parejas pueden seleccionar se encuentran: el Hotel Casa Grande, el Hotel de la Soledad e incluso existe la opción de rentar edificios históricos como la Casa de la Cultura y el Centro Cultural Clavijero. El destino ofrece además, un equipo de planificadores de bodas profesionales, quienes ayudan a las parejas a disfrutar al máximo su día y crear un día de ensueño”, informó la Secretaría de Turismo del Ayuntamiento de Morelia.

Elizabeth Santana |Organización Editorial Mexicana