:)

El Extranjero

El Salvador recibe a los solicitantes de asilo en Estados Unidos

El Salvador comenzó la implementación del Acuerdo de Cooperación de Asilo con Estados Unidos para que migrantes sean recibidos en su país tras pedir asilo

Published

on

El acuerdo migratorio se firmó en 2019.

El gobierno de El Salvador comenzó la implementación del Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA, por sus siglas en inglés) con Estados Unidos, que permitirá que migrantes que lleguen a fronteras del país norteamericano víctimas de persecución sean trasladados a la nación centroamericana para buscar protección.

Por su parte, el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (DHS) anunció que El Salvador comenzó a aplicar el acuerdo migratorio firmado en 2019.

El acuerdo se une a otros similares que Estados Unidos tiene con Guatemala y Honduras y que forman parte de la dura estrategia del presidente saliente Donald Trump para frenar la migración irregular desde esos países.

Lee: Crece la lucha política en medio de la pandemia de Covid-19 en El Salvador

El ACA busca “enfrentar la actual crisis humanitaria y de seguridad en la frontera suroeste debido a los niveles históricos de migración irregular y contrabando de personas”, dijo la embajada de Estados Unidos en El Salvador en un comunicado.

El documento no especificó si algún solicitante de asilo en Estados Unidos sería enviado a El Salvador antes de que termine la presidencia de Trump el próximo 20 de enero.

El secretario interino de Seguridad Nacional estadounidenses, Chad F. Wolf, llegó a El Salvador para sostener reuniones privadas con miembros del gabinete de seguridad y de migración y con el presidente Nayib Bukele.

Trascendió que abordarían cómo fortalecer la cooperación para mejorar la seguridad fronteriza, intercambiar información y frenar la migración irregular.

“La aplicación del Acuerdo de Cooperación de Asilo entre los Estados Unidos y El Salvador es un paso fundamental para el establecimiento de un enfoque verdaderamente regional de la migración y, más concretamente, para fortalecer protección a los migrantes que son víctimas de persecución”, detalló el secretario interino Wolf.

Organizaciones no gubernamentales han cuestionado ese tipo de medidas. Human Rights Watch (HRW) denunció en octubre en un informe que estos acuerdos frustran las aspiraciones de asilo de grupos de personas que sufren acoso y violencia en países centroamericanos, como la comunidad LGBT.

Según este ACA “algunos migrantes que pidan asilo o algún tipo de protección humanitaria similar en la frontera de Estados Unidos van a ser transferidos hacia El Salvador”, explicaron las autoridades estadounidenses.  

Lee: Los centroamericanos radicados en Chiapas regresan temporalmente a su país

El informe dice que el anunció en San Salvador significa que todos los detalles operacionales relativos a la aplicación del acuerdo han sido elaborados entre Estados Unidos y El Salvador.

En medio de una feroz batalla para frenar las cifras de personas apresadas en la frontera, muchas de ellas provenientes de Centroamérica, Trump amenazó a México con aranceles y a los países del Triángulo Norte con retener ayuda y gravar sus exportaciones.

Tras sellar los acuerdos, la administración de Trump reanudó la asistencia financiera suspendida para estos países de Centroamérica. 

“Estoy agradecido con el gobierno de El Salvador y de forma personal con el presidente Bukele”, dijo el secretario interino del DHS, Chad F. Wolf.

Según el DHS, en el año fiscal 2019, el 71% de los migrantes detenidos en la frontera sur eran personas provenientes de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Según las estadísticas comparativas del Banco Mundial, en 2018, el último año en el que hay cifras para todos los países, Estados Unidos registró 5 homicidios por cada 100 mil habitantes mientras que El Salvador 52. 

Las cifras de violencia han caído desde la llegada al poder de Bukele, que prevé cerrar 2020 con una tasa de homicidios de 23 por cada 100 mil habitantes.