:)

Baja California

El plan para eliminar el outsourcing creará caos en Baja California

La eliminación del outsourcing sería imposible en Baja California porque no se han destinado recursos para tribunales del trabajo

Published

on

TIJUANA, Baja California. La reforma para eliminación del outsourcing en Baja California sería imposible de concretarse debido a que no se destinaron los recursos suficientes para la puesta en operación de los tribunales del trabajo en 2021, señala el especialista en asuntos laborales Roberto Quijano Sosa.

El abogado explicó que la reforma eliminará las juntas de conciliación y arbitraje locales lo que complicaría la aplicación de la reforma constitucional y legal.

“Un ejemplo muy clave: Para 2021, la reforma a la Ley Federal del Trabajo, la desaparición de las juntas de conciliación y la creación de los tribunales del trabajo está programa para la segunda etapa en Baja California, si lees el presupuesto de egresos del gobierno del estado de 2021, el presupuesto para los tribunales laborales es cero”.

Lee: El outsourcing es bueno para el sistema laboral mexicano, asegura el líder de la CTM

El Congreso de la Unión propone la eliminación de las empresas de outsourcing, que se encargan de brindar servicios externos a las empresas, bajo el argumento de frenar la evasión de impuestos por parte de las empresas y no respetar los derechos de los empleados.

Algunas empresas como mantenimiento, seguridad, transporte, comedor, logística, almacenamientos de materia prima y producto final, residuos y de transporte de producto determinado, son algunas de las que hacen uso de las outsourcing en Baja California, al tener una economía basada en la industria maquiladora.

Leobardo Tenorio, especialista, dijo que la herramienta del outsourcing es utilizada por las empresas para crear más fuentes de trabajo y que de eliminarse habría complicaciones con la tasa de desempleo en la entidad fronteriza.

“Creo que sí puede llegar a haber un tema de desempleo en el sentido de que no van a poder contratar esos corporativos, quizás les pongan un límite de la plantilla de trabajadores y no le vas a poder dar la vuelta a ese número”.

La iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, que se encuentra en estudio de los legisladores, se basa en la prohibición de la subcontratación de personal y la responsabilidad solidaria de las empresas con los contratistas que incumplan con la prestación de servicios especializados.

Pero lo que preocupa a los empresarios en Baja California son los recursos humanos y económicos que van a invertir para la contratación de personal: Desde la elección (entrevistas de trabajo) y la colocación.

Heriberto Galindo Aguirre, presidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria de Tijuana (Arhitac), resaltó que se le ha invertido mucho al proceso de reclutación de personal para las empresas en los últimos años y ahora con el cambio, habría que hacer modificaciones que tendrían un costo.

“No le has invertido poco porque sabes que en calidad de esto (outsourcing), vas a poder tener un buen costo de mano de obra, buena calidad, vas a incrementar productividad, entonces, esto te lleva a tener ganancia sobre los costos tan altos que ya venimos manejando en la región”.

Coincidió con que habría desempleo porque al contratar personal para temporadas, cuando hay demanda alta del producto (como es en verano para la manufactura de piezas de juguetes que se venden en diciembre, por ejemplo), se enfrentarían a no requerir a los empleados permanentemente.

La informalidad en Baja California es de 56 por ciento de la población, todavía por debajo del promedio nacional, que es de 60 por ciento.