:)

Inteligencia Artificial

Los huertos en casa deben ser ya una forma de vida para los veracruzanos

Se debe impulsar el desarrollo de cadenas agroalimentarias que fortalezcan la seguridad alimentaria y nutricional, como los huertos

Published

on

El país vive un momento en el cual el sistema alimentario juega un papel crucial. / Foto: Cuartoscuro

XALAPA, Veracruz. Ante el impacto que la pandemia de Covid-19 ha tenido en México en materia económica, aunado a la urgencia del cuidado de la salud, el investigador Juan Rivera Dommarco califica como urgente la creación de un sistema alimentario saludable y sostenible como los huertos que, entre otras prioridades, dé apoyo a los pequeños productores agropecuarios y las técnicas de producción agroecológica.

El experto en Ciencias de Alimentos opina que el país vive un momento en el cual el sistema alimentario juega un papel crucial con impacto en distintos ámbitos.

Sostiene que para tener los efectos deseados se requiere un compromiso del gobierno y del Estado, de la academia, los medios de comunicación, el sector privado y las familias.

“Ninguna acción por sí sola dará los resultados que todos queremos”, sentenció al explicar que se debe fomentar la producción, distribución y abasto de alimentos saludables y el procesamiento mínimo en huertos.

Lee: La pandemia de Covid-19 dispara el número de mexicanos con hambre

También se debe impulsar el desarrollo de cadenas agroalimentarias que fortalezcan la seguridad alimentaria y nutricional.

Otro aspecto que destaca es redirigir los subsidios agrícolas a la producción de frutas y verduras frescas, leguminosas, oleaginosas y cereales de grano entero; reducir el desperdicio de alimentos a lo largo de la cadena y establecer estándares nutricionales y ambientales en compras gubernamentales de alimentos.

Explicó que el sistema alimentario mexicano provee sustento a 126 millones de personas en el país, lo cual ha contribuido a la reducción de pobreza extrema, hambre y desnutrición, pero aún no ha sido erradicada.

El miembro del Sistema Nacional de Investigadores declaró que ya hay esfuerzos que deben ser reconocidos pero falta mucho por hacer. Para empezar, puntualizó que son fundamentales las campañas informativas que contribuyan al reconocimiento y valoración de la agrobiodiversidad vinculada a las costumbres, las tradiciones y la identidad de las personas de las diferentes regiones de México.

La agrónoma María de la Paz Hernández Rascala recomienda ya no solo ver como opción crear granjas y huertos familiares o comunitarios sino adoptarlos como una forma de vida con beneficios como la reducción de gastos, la ingesta de alimentos libres de químicos y el cuidado del medio ambiente.

Mencionó además que generar productos para el autoconsumo trae aparejados otros impactos benéficos, entre ellos, la activación física, el contacto con los otros miembros de la familia, el fortalecimiento de la cooperatividad, el saberse útil y disfrutar la sensación de bienestar y alegría.

Por otra parte, dijo que 2020 es un parteaguas para la Humanidad: “No podemos continuar sin responsabilizarnos de nuestros consumos y sin quitarnos la venda de los ojos. Es impostergable observar y actuar para evitar que continúe la degradación del ambiente”.

Lee: Mujeres seris se capacitaron en la India e instalan paneles solares para tener agua y luz en Sonora

En esa área, Rivera Dommarco apuntó que tal y como se lleva a cabo actualmente la agricultura, es responsable del 29 por ciento de la emisión de gases de efecto invernadero en el ámbito global y utiliza el 70 por ciento del agua limpia del planeta.

Maribel Sánchez |Organización Editorial Mexicana