:)

Baja California

De indocumentado en Estados Unidos a reconocido chef en México

Mario Alberto Medina Cordero, presidente la Asociación de Chefs de Rosarito, dice que ganó varios premios en Estados Unidos como indocumentado

Published

on

Mario Alberto Medina Cordero ha ganado 32 premios por su trabajo en la cocina.

TIJUANA, Baja California. La vida del chef Mario Alberto Medina Cordero como inmigrante indocumentado en Estados Unidos empezó en 1994, cuando decidió cruzar la frontera por el desierto de Arizona para apoyar económicamente a su familia, luego de que su padre sufriera un accidente.

En un principio comenzó a trabajar en los campos de cultivo de fresa en California, debido a que es daltónico lo despidieron.

No había podido conseguir dinero ni sabía saber inglés, por lo que pensó que lo mejor sería regresar a México. Pero al visitar a unos amigos en San Diego pudo conseguir empleo lavando platos en un restaurante.

Lee: ‘El Catalán’: el piloto-chef que combina el volante con la sartén en Guanajuato

Inspirado por la comida que preparaba su mamá, Mario Medina empezó a involucrarse en la cocina para más tarde convertirse en un exitoso chef a pesar de no tener papeles en Estados Unidos.

Pero llegó el día que agentes estadounidenses de la Oficina para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) habrían de ponerlo en la mira cuando en  2007 deportaron a su pareja con la había vivido por casi 14 años y en 2013 lo acusaron de ayudarla para que reingresara de forma ilegal a Estados Unidos.

Mario Medina había obtenido un permiso de trabajo, por lo que continuó como cocinero en el Finch’s Bistro & Wine Bar, en La Jolla, California. 

Después fue  contratado por el prestigioso restaurante Bernini’s Bistro de la Jolla, donde en  2015 fue nombrado chef ejecutivo. El primer mexicano en ese cargo al menos en la última década.

En 2018 las autoridades de inmigración lo castigaron por aquella acusación de cinco años atrás y tuvo que regresar a México, donde pronto encontraría trabajo tras 25 años de trayectoria culinaria.

Mario Medina estudió en la Culinary Art School y desde hace un año es el chef ejecutivo del Hotel Las Rocas en Rosarito, donde su especialidad es la costilla de res en vino tinto con una salsa de mezcal, mora azul y zanahorias, un platillo cuya tiempo de elaboración es de 24 horas.

Lee: Chefs, pescadores y restauranteros donan comida a hospitales de Baja California

“Para mí la cocina es todo, hay ocasiones en que pierdes la noción del tiempo”, mencionó. “A veces llego a las 7 de la mañana y termino a las 10 de la noche, pero me apasiona lo que hago”.

A sus 40 años de edad suma ya 32 premios por su trabajo en el arte del manjar. También ha colaborado en la publicación de tres libros de cocina y actualmente es el presidente la Asociación de Chefs de Rosarito.

La experiencia como indocumentado que vivió en Estados Unidos lo motiva a apoyar a quienes buscan un mejor futuro para sus familias, como lo hizo cuando llegó a Tijuana la caravana migrante de Centroamérica.

“Yo empecé desde abajo, como lavalozas”, comentó, “y todos mis premios en Estados Unidos los gané sin papeles”.