:)

Baja California

El Aeropuerto Ojos Negros detonará la industria vinícola de Baja California

La construcción del Aeropuerto Ojos Negros, ubicado en el corazón de la producción del vino en Baja California, cuesta unos mil 200 millones de pesos.

Published

on

ENSENADA, Baja California. El empresario mexicano Juan Sebastián Romo Carrillo estará de plácemes a finales de octubre, ya que llegarán cientos de turistas procedentes de Estados Unidos y otras entidades en los aviones Airbus o Boeing al nuevo Aeropuerto de Ojos Negros de Ensenada.

Al 1 de septiembre de 2019, se cuenta con el 40 por ciento de avance en la construcción de la pista de aterrizaje del Aeropuerto Ojos Negros, revela Alfonso Padrés Pesqueira, secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE).

Aeropuerto Ensenada Internacional, una empresa propiedad de Juan Sebastián Romo Carrillo, tiene la concesión por 30 años para manejar y administrar la terminal aérea  de Ensenada.  Juan Sebastián Romo es un empresario dedicado al turismo en Baja California Sur, así como opera el Aeropuerto Bahías Tortugas Internacional de Mulegé.

“Entre las ventajas más significativas que se esperan por la construcción de este nuevo aeropuerto, será un mayor auge en el turismo estadounidense”, según un reporte de la SIDU).

Lee: Violencia no ahuyenta viajes de los estadounidenses a Baja California

El Aeropuerto Ojos Negros se ubica en el centro del vino en Baja California.

El tiempo de espera de los cruces fronterizos desincentiva los viajes hacia México y con el Aeropuerto de Ojos Negros se abre la posibilidad de abrir nuevas rutas del sur de Estados Unidos y el resto de la República Mexicana, agrega el análisis.

Ensenada, Rosarito y Tijuana se verán beneficiados con el Aeropuerto, además se reimpulsará el desarrollo de la industria vitivinícola y productos de la vid, agrega la dependencia.

“Es un hecho, que la ciudad de Ensenada tiene una necesidad imperante de contar con un aeropuerto civil y de carga que provea de los servicios básicos para la población del norte del estado de Baja California y para el sur de Ensenada”.

La compañía de Romo Carrillo se comprometió a invertir 550 millones de pesos durante una primera etapa, con la idea de que el aeródromo de Clase 4D adquiera carácter de aeropuerto internacional en los siguientes cinco años. El costo total de la obra es de mil 200 millones de pesos.

La construcción del Aeropuerto se realiza en un predio de más de 700 hectáreas, que el gobierno de Baja California adquirió en 230 millones de pesos en aras de contar con espacio suficiente para edificar una terminal de pasajeros, hangares, torre de control, planta de combustibles, planta de servicios generales y planta de tratamiento.

Así como una pista de aterrizaje de tres kilómetros, que será usada por aviones de pasajeros y de carga con una longitud de 18.70 metros de largo por 37.57 metros de ancho. Actualmente, en el lugar hay operaciones por parte de aeronaves militares y esporádicamente de aviones pequeños que transportan a turistas.

El 25 de julio de 2019, el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid anunció el inicio de los trabajos del proyecto, cuyas obras debieron comenzar en enero de 2018.
Ahí señaló que el proyecto es liderado por Sebastián Romo, dueño de un aeropuerto privado en Los Cabos que ha sido reconocido a nivel mundial.

Además, confió en que se cumplirá con lo exigido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Lee: Unos 850 mil turistas visitan la ruta del vino de Baja California

Así luce en el papel el Aeropuerto Internacional Ojos Negros.

Con el aeropuerto de Ojos Negros, en Ensenada, la administración de Vega de Lamadrid pretende impulsar el turismo e incrementar la competitividad del municipio al Sur del territorio bajacaliforniano, cuya economía se basa en el sector agrícola.

Originalmente Visión Desarrollos Inmobiliarios S.A. de C.V. tenía la concesión, bajo el proceso de licitación 01/2017. Sin embargo, seis meses después de resultar ganadora la compañía desistió de continuar con el proyecto en vista de haberlo considerado no rentable.

Esto último sin que recibiera ninguna penalidad, pese a que la ley estipula que en caso de incumplimiento, la empresa deberá pagar cinco por ciento del costo total de la obra. 

A decir el secretario de Desarrollo Económico del Estado (Sedeco), Carlo Bonfante Olache, la próxima administración, a entrar en funciones el 1 de noviembre de 2019, tomará la decisión de proseguir o no con el proyecto.

Conoce la empresa Aeropuerto Ensenada Internacional:

Lee: Javier Plascencia, uno de los creadores de la nueva comida mexicana