:)

Política

Investigan a Emilio Lozoya por las pérdidas millonarias de un astillero de Pemex en España

El director de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto menciona que otra de las investigaciones en contra de Emilio Lozoya es la compra de un astillero en Galicia, España

Published

on

El jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, celebró la detención en España Emilio Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), quien también investigado por la compra de un astillero en Galicia, España.   

“La Unidad de Inteligencia Financiera presentó cuatro denuncias contra el señor Lozoya por los casos de Odebrecht, Agro Nitrogenados, algún tena de defraudación fiscal. Estos casos han sido procesados por la Fiscalía, quien obtuvo las órdenes de aprehensión”, declaró el ex fiscal de la Fepade.

“Hay dos casos todavía que no han sido judicializados, pero hay que esperar la determinación del Poder Judicial de la Federación (PJF) y nosotros seguimos investigando ( a Emilio Lozoya) un caso respecto a un astillero en España en donde hay pérdidas por 50 millones de euros”, comentó el funcionario a representantes de medios de comunicación.

A finales de septiembre de 2012, la Xunta de Galicia firmó un contrato por 380 millones para que sus astilleros le construyan a Petróleos Mexicanos (Pemex) dos hoteles flotantes.

“Pemex Exploración y Producción (PEP) no ha firmado ningún compromiso, no ha firmado ninguna aprobación, lo que se ha hablado con el gobierno de Galicia, fue lo mismo que se habló con astilleros coreanos”, dijo Juan José Suárez Coppel, entonces director de Pemex.

“Habrá unas autorizaciones que se pedirán cuando se tengan que pedir, y lo que se busca son las mejores condiciones posibles en los diferentes tipos de barco en el mundo”, manifestó el funcionario.

“Galicia avanza y es una autonomía fiable, capaz de llamar a la puerta de las compañías más importantes del mundo y como hoy -19 de septiembre de 2012-, esta puerta de Pemex nos la abre confirmando la alianza estratégica que hace cuatro meses en la Plaza del Obradoiro, firmé con el director general de Pemex, nuestro amigo, José Suárez Coppel”, presumió  Alberto Núñez Feijóo, presidente de la provincia española.

Los astilleros de Barreras y Navantia serían los encargados de construir los floteles más grandes del mundo, pero el anuncio de la autoridad llevó a la paraestatal mexicana y Galicia a ser acusados por Partido Socialista de Galicia de usar la firma como bandera política de cara a las elecciones del 21 de octubre.

Hace un mes, el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, informó que la trasnacional Ritz Carlton quería comprar en un euro todas las acciones de Pemex en el astillero español Hijos de J.Barreras, el cual tiene como base de operación Galicia, España.

“En un principio estaban queriendo negociar a razón de un euro por todas las acciones de Pemex, nuestra posición ha sido clara: no pedimos más, pero tampoco menos del valor de las acciones y la devolución de los ocho millones de euros de la garantía de estos negocios”, coment´ó el directivo de la petrolera en conferencia de prensa en el Palacio Nacional.

Recordó que la compra del 51 por ciento de las acciones fue aprobada en 2013 cuando Emilio Lozoya Austin era director de Pemex y cuando el astillero español Hijos de J Barreras estaba a punto de la quiebra.

En este momento, el astillero comprado por Emilio Lozoya está en número rojos.

“Estamos revisando otros casos similares para ver cuál fue el monto total”, explicó Santiago Nieto Castillo.

Hay otro caso que se investiga similar al de la Estafa Maestra, en donde se utilizó a una universidad pública, cuyo montó es de 83 millones de pesos, manifestó Nieto Castillo.

El jefe de la UIF reconoció el trabajo del Alejandro Gertz Manero, fiscal General de la República (FGR), quien estuvo detrás de Emilio Loyoza desde mayo de 2019.

La Fiscalía General de la República confirmó la detención de Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, en Málaga, España, por varios procedimientos en su contra que están abiertos en México.

La Policía Nacional de España compartió a través de Twitter la licencia de manejo del ex funcionario mexicano con la cual la identificaron.

Lee: Detienen en Málaga a Emilio Lozoya: FGR

El hijo de Emilio Lozoya Thalman, ex secretario de Energía (Sener), estaba prófugo desde mayo de 2009, cuando la FGR lo acusó de haber recibido sobornos por la constructora brasileña Odebrecht y por la compra irregular de dos plantas de fertilizantes Agro Nitrogenados y Fertinal.

Bajo la dirección de Emilio Lozoya Austin se compraron dos plantas para crear la filial Pemex Fertilizantes.

El 15 de enero de 2014, PMI firmó un contrato para la compra de los activos de Agro Nitrogenados, una planta de fertilizantes que tenía 14 años sin operar y “en las prácticas de negocios no se conoce que se otorguen garantías a bienes con considerable antigüedad y que no están en funcionamiento”.

El precio inicial de la planta de fertilizantes pagado a Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración de Altos Hornos de México, fue de 275 millones dólares, y le destinaron para rehabilitar una inversión de 200 millones de dólares. Es decir, Pemex gastó 475 millones de dólares para quedarse con los activos y echarlos andar.

Otro negocio adquirido por la paraestatal en tiempos de Lozoya Austin fue Fertinal, que compraron el 28 de enero de 2016  en unos 650 millones dólares. El pago fue realizado con recursos disponibles obtenidos a través de financiamientos con Banobras, Nafin y Banco Azteca.

Lee: Ofrecieron un euro por todas las acciones de Pemex en el astillero de Hijos J. Barreras

Al día de la compra una subsidiaria de Fertinal estaba en bancarrota y otra sin operación desde 2001, además vendió dos de sus subsidiarias, cuya actividad era brindar servicios de transporte aéreo, en 2015.

El negocio de fertilizantes para Pemex se convirtió en un mal negocio, ya que ha dejado un pérdida de 212 millones de dólares y no han puesto operación tres plantas de producción en Veracruz, advirtió la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

“Se reconoció una pérdida de 212 mil 600 mil dólares por efectos de deterioro correspondientes al valor de las tres plantas en que se omitió su proceso de rehabilitación, sin que se previera reanudarlo en el corto y mediano plazo”, señaló el organismo a cargo de David Colmenares.

La Auditoría no ha emitido ninguna investigación del astillero adquirido por Emilio Lozoya.