:)

Viajes360

Las cinco mejores playas yucatecas para disfrutar el verano

Las vacaciones de verano son las más esperadas por muchos y la tierra del Mayab tiene grandes atractivos naturales para disfrutar del sol y la arena

Published

on

MÉRIDA, Yucatán. Las vacaciones de verano son las más esperadas por muchos y la tierra del Mayab tiene grandes atractivos naturales para disfrutar del sol y la arena, como estas cinco playas paradisíacas.

En el Pueblo Mágico de Sisal, puerto pesquero por tradición ubicado en el municipio de Hunucmá, posee una gastronomía caracterizada por la frescura de sus mariscos y visitas guiadas en kayak por las reservas naturales, observación de aves y el paseo por los manglares.

También está Celestún, que cuenta con ojos de agua dulce escondidos en los túneles naturales que se forman con las ramas del mangle, donde se puede nadar, como el manantial Baldiosera, que cuenta con pequeños muelles para que los visitantes puedan tener acceso al lugar.

Lee: Puerto Progeso: La joya gastrónomica de Yucatán

Además, posee un bosque petrificado de nombre Tampetén y Punta Ninúm, donde abundan almejas y camarones miniatura, pero donde además se pueden observar 234 especies de mamíferos diferentes que habitan en la ría, como el ocelote, jaguar, tigrillo y el mono araña, especies consideradas en peligro de extinción, junto con tres especies de tortugas marinas y dos de cocodrilos.

Otro sitio es Río Lagartos, un pueblo con escenarios exóticos justo a la entrada de una reserva de vida silvestre conocida como Ría Lagartos (Parque Natural Reserva Ría Lagartos).

Así se puede realizar un recorrido nocturno en lancha a través de los canales de agua de la ría, a la luz de la luna y las estrellas, pero con precauciones al cocodrilo en su hábitat.

De día, en el malecón se puede disfrutar un ceviche de chivitas, uno de los platillos más emblemáticos de la región, que es molusco que aún se obtiene mediante la pesquería artesanal maya.

Igualmente se puede realizar un paseo en lancha a lo largo de la Reserva de la Biósfera para observar el flamenco rosa americano, la atracción principal de este recorrido, pues es considerado un ícono del destino.

A tres horas de la capital del estado y para una aventura desafiante está El Cuyo, en el municipio de Tizimín, que forma parte de la Reserva de la Biósfera de Ría Lagartos y es uno de los sitios predilectos para la práctica de ecoturismo o de aventura.

En el pueblo a la orilla del mar hay varios hoteles coquetos, ideales para parejas, así como algunos restaurantes, así como murales urbanos que adornan los muros de comercios y casas.

Lee: La industria manufacturera de exportación se reúne este año en Mérida, Yucatán

Este lugar es ideal para quienes desean descansar, pasear tranquilamente y estar en una playa de arena blanca y un mar de color turquesa, o bien hacer camping a la orilla del mar, paddleboarding, kitesurf o paseo en cuatrimotos.

Por otra parte, Puerto Progreso se coloca como uno de los destinos de playa favoritos de los viajeros, pues cuenta con un malecón para las familias locales y el de los viajeros que buscan aventuras y escenarios extraordinarios.

En el Malecón Internacional hay espacios para el deporte de playa, una capilla para quienes deseen sellar su compromiso de amor ante un bello atardecer.

Publicidad

Trends

Publicidad