:)

Máquinas

De las 10 plantas tratadoras de agua que hay en Tulancingo, sólo dos operan

No hay inversión para entrar en operación

Published

on

TULANCINGO, Hidalgo. De las diez plantas tratadoras de aguas residuales con las que cuenta el municipio de Tulancingo, sólo hay dos en operación, informó la Comisión de Agua y Alcantarillado del Municipio de Tulancingo (CAAMT).

Señaló que las ocho restantes están fuera de funcionamiento debido a, según precisó la dependencia, “cuestiones de presupuesto”.

De las que no funcionan, seis están en proceso de rehabilitación y no se proporcionaron datos sobre las otras dos. En ese sentido, las que operan son las de Ahuehuetitla y Huajomulco.

Lee: Al menos 188 plantas tratadoras de aguas están abandonadas en Hidalgo por falta de recursos

Sobre la primera, se ofrecen detalles sobre su funcionamiento en el Inventario Nacional de Plantas Municipales de Potabilización y de Tratamiento de Aguas Residuales en Operación, documento oficial de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) con corte a diciembre de 2022.

Se especifica que la Planta Ahuehuetitla opera con proceso de humedal, a una capacidad instalada de cuatro litros por segundo por tres litros por segundo de caudal tratado. De acuerdo con el Inventario, el cuerpo receptor son terrenos agrícolas en Ahuehuetitla.

Solamente esta y la de Singuilucan son las plantas tratadoras de aguas negras que se contemplaban hasta finales de 2022 en toda la región del Valle de Tulancingo, aunque la del segundo municipio referido está bajo la administración de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales de Pachuca de Soto (Caasim).

Dicho inventario ofrece asimismo el panorama de años pasados, lo que permite conocer a partir de qué año dejaron de operar otras plantas de tratamiento en la región. Por ejemplo, Tulancingo se mantuvo en todo 2019 y 2020 (año en que inició el actual gobierno municipal) con una sola planta en operación; mientras que del 2014 hasta el 2018, le servían al Valle de Tulancingo tres instalaciones.

Además de la de Ahuehuetitla, operaban la planta de La Esperanza, ubicada en Cuautepec, que desembocaba en el caudal de Río Grande Tulancingo; y la de Jaltepec, que servía para el sistema de riego del Dren San Nicolás.

Por lo anterior, se intuye que la planta de Huajomulco comenzó a operar en algún punto del 2022, ya que hasta ese año no se contemplaba en el inventario de la Conagua.

Pero la problemática de las plantas detenidas no fue omisa para el gobierno de Jorge Márquez Alvarado cuando comenzó en 2020.

Lee: En Baja California las aguas mal tratadas contaminan playas

En su Plan Municipal de Desarrollo que presentaron al inicio de la administración, específicamente en el apartado de Políticas Sectoriales en el punto de Sostenibilidad (el cual puede consultarse en la plataforma del municipio), dieron cuenta de que de las ocho plantas de tratamiento de aguas residuales con las que contaba entonces la demarcación, había seis sin funcionar.

“Actualmente, en Tulancingo de Bravo existen ocho plantas de tratamiento de aguas residuales, de las cuales, seis se encuentran sin operar en espera de ser rehabilitadas, una en operación y una en proceso de construcción (CAAMT 2016)”, refieren en tal documento.

Esto significa que, de 2020 a la fecha, no solo no se invirtió para poner en acción las que estaban sin funcionar, sino que dos más se agregaron a la lista de inoperantes.

Octavio Jaimes/ El Sol de Tulancingo

Publicidad

Trends

Publicidad