:)

Negocios

Los industriales fomentan el reciclaje en escuelas del sur de Tamaulipas

Quieren enseñar a la niñez la importancia de recolectar botellas de Pet y plásticos

Published

on

Es insuficiente: El reciclaje no basta para combatir la problemática de residuos en América Latina y el Caribe

TAMPICO, Tamaulipas. Los industriales del sur del estado impulsan una iniciativa para fomentar el reciclaje en las escuelas y que los alumnos hagan conciencia en el cuidado al medio ambiente.

Mediante este programa previsto en 12 escuelas de Altamira, con la colaboración de la empresa Flex Américas, se enseñará a los estudiantes a recolectar botellas de PET y plásticos.

De esta manera, se educará sobre el uso responsable, al mismo tiempo revitalizar los centros comunitarios locales y espacios públicos para reutilizar el plástico sin causar impactos ecológicos negativos.

Lee: El reciclaje de plásticos es un tema pendiente de las empresas en México: 3M

Además, se pretende reconstruir un sistema de gestión de residuos junto con los recolectores, eliminando intermediarios para ayudar a mejorar su economía.

“Ya hemos dado el primer paso en este proceso a través de la planta de reciclaje de Flex Américas en Altamira, donde se reciclan botellas de PET y plásticos que serán utilizados para la fabricación de otros productos”, comentó Om Prakash Mishra, director general de Flex Américas.

En la planta de reciclaje se lleva a cabo un proceso en el que se compactan las botellas formando pacas. El primer paso consiste en revisar la calidad de las botellas y asegurarse de que no estén contaminadas.

Luego, se realiza un proceso de separación de etiquetas y se filtran los residuos. Asimismo, se realiza una selección manual para verificar si las botellas están sucias o contaminadas, en las que se determina si son de plástico duro o manchado.

Posteriormente, las botellas pasan por una máquina que retira las etiquetas y las fichas, y luego se les agrega agua para lavarlas. Después, se realiza una selección automática a través de un escáner ultravioleta que selecciona el color deseado.

Las botellas en buen estado pasan a otra área de selección manual y luego a un tercer filtro, hasta llegar al molino donde se trituran y se convierten en ojuelas. Estas ojuelas pasan por un proceso de lavado y, una vez que el plástico está libre de contaminación, se lleva al área de secado y se almacena.

El objetivo de este proceso es aprovechar al máximo todo lo que se pueda reciclar, ya que la contaminación en las calles y los océanos con microplásticos es muy grave.

El producto final es una botella triturada que se somete a un proceso de calentamiento y se funde para formar pequeñas bolitas que se utilizan para moldear nuevas botellas y películas de plástico.

Lee: El reciclaje no basta para combatir la problemática de residuos en América Latina y el Caribe

El acuerdo fue firmado por Lucía Aimé Castillo Pastor, secretaria de Educación; Om Prakash Mishra, director general de Flex Américas; Amit Miglani, director de ventas en México y Latinoamérica de Flex Américas, y Sergio Álvarez, representante legal de Flex Américas.

Es así como enseñarán a las niñas y niños de diversas escuelas a fomentar el reciclaje como una forma de cuidar el medio ambiente.

Teresa Macías | El Sol de Tampico

Trends