:)

Baja California

Dejan sin gas LP a los habitantes de Baja California Sur

Debido a que el barco gasero Cosalá no llegó a Pichilingue como se esperaba y sigue en Mazatlán, Sinaloa. Y así se quedan sin gas LP

Published

on

LA PAZ, Baja California Sur. Debido a que el barco gasero Cosalá no llegó a Pichilingue como se esperaba y sigue en Mazatlán, Sinaloa, en proceso de inspección por parte de la empresa especializada DNV, los usuarios domésticos e industriales en el estado de gas LP siguen en desabasto y hacen largas filas para obtenerlo.

Donde hubo más repercusiones fue en el municipio de Los Cabos, donde algunos restaurantes tuvieron que cerrar por varios días debido a la falta de este insumo; otros, dejaron de trabajar algunos días entre semana, a fin de guardar el escaso gas con que contaban para operar durante el fin de semana cuando las ventas se incrementan.

En La Paz, algunas tortillerías también pararon por falta de gas, y una cadena de restaurantes especializados en pollos a la leña dejó de cocinar las papas que acompañan al platillo, ofreciendo al cliente el producto crudo para que lo cocinara en casa.

Lee: El precio del gas LP tuvo una ligera baja en Chihuahua y Ciudad Juárez

La entrega de gas a domicilio también se vio afectada, surtiendo solo algunos pedidos durante el día; la mayoría de los clientes tuvieron que trasladarse hasta las plantas de El Centenario y Calafia, en donde solo se les vendía una cantidad limitada del producto.

Durante más de un mes, se han registrado largas filas en las plantas de distribución, generando una gran inconformidad por la falla en el suministro, ya que solo se les vendía medio tanque.

Según el director de la Agúndez, el barco Cosalá estaría atracando el Pichilingue este martes; sin embargo el subsecretario de Economía del Gobierno del estado, Alonso Gutiérrez, aclaró que el barco sigue en inspección en Mazatlán, se espera que este martes concluya este proceso y navegue a Topolobampo para cargar gas, y posteriormente zarpar a Pichilingue.

El Barco Cosalá tiene una capacidad de transportar hasta mil 400 toneladas de gas, de tal manera que un solo viaje bastaría para regularizar el abasto en la entidad.

A fin de remediar en algo el problema de desabasto, en los últimos días un barco de la naviera Baja Ferries estuvo trasladando gas desde Topolobampo, sin embargo, fue insuficiente para satisfacer la demanda. No hay en el estado un antecedente de una falla tan prolongada en el suministro de gas LP.

Elías Medina | El Sudcaliforniano

Trends