:)

Negocios

El café mexiquense de Amatepec y Temascaltepec no le pide nada a los otros

En la capital del estado se realiza festival para difundir el grano local

Published

on

TOLUCA, Estado de México. A pesar de que el café mexicano, sobre todo de estados como Chiapas o Veracruz, es reconocido por su calidad, el grano mexiquense no se queda atrás, con productores que tienen casi un siglo en la entidad.

El Estado de México posee una diversidad geográfica en la que es posible encontrar granos que no le piden nada al producido en otros estados, además, también significa un legado para muchas familias, sobre todo en los municipios de la zona sur, como Amatepec y Temascaltepec.

En el marco del Primer Festival del Café Mexiquense que se celebra del 29 de septiembre al 2 de octubre en el Parque de la Ciencia Fundadores del centro de Toluca, actualmente hay productores que llevan muchos años edificando un lugar en esta actividad.

Lee: ¿Te gusta disfrutar de un buen café? aprende el arte de la molienda

De acuerdo con la productora Daniela Macedo y encargada de Rancho Acatempan, el café llegó a esta zona de la entidad hace casi un siglo, posiblemente por algunas personas que llegaron desde Coatepec, en Veracruz.

Macedo contó que la producción de este grano está muy ligada a su familia, pues recuerda como su abuela, hoy con 102 años de edad, transportaba el grano en caballo a una tienda que estaba en la cabecera, la cual servía para intercambiarlos por otros insumos como harina.

Para ella y su familia significa tradición y arraigo a la tierra; aunque los métodos de cultivo han cambiado, para ellos el café se ha convertido en uno de los elementos principales de su mesa.

“Sabemos lo que producimos y por eso lo recomendamos”, afirmó la productora quien señaló que la propiedad produce anualmente 600 kilos de café verde.

Sobre su mercado, indicó que el producto de Rancho Acatempan se consume principalmente en el valle de Toluca y están en un proceso en proceso de cambio de imagen para expandir su mercado.

La Lomita es una pequeña empresa familiar conformada por productores de café, están ubicados en San Andrés de los Gama, municipio de Temascaltepec. “Tiene el propósito de llevar café lleno de amor, desde una cosecha selectiva, un proceso de fermentación controlado y una selección minuciosa del grano del café y con una inigualable calidad”, aseguran.

Marcelino Barrueta, encargado, relató que producen tienen dos hectáreas en producción y extraen café de calidad (típica y caturra) cuyo puntaje es de 85 a 100. Se trata de un grano para satisfacer los paladares más exigentes.

El Sol de Toluca

Trends